Tráfico etiqueta el 55% de las motos con distintivos ecológicos

Aficionados al motociclismo hacen cola para poder entrar en el circuito gaditano de Jerez. /Efe
Aficionados al motociclismo hacen cola para poder entrar en el circuito gaditano de Jerez. / Efe

Al igual que con los turismos y furgonetas, las pegatinas servirán para limitar su uso si hay alta contaminación

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha clasificado el parque de motocicletas y ciclomotores en función de su potencial contaminante, cumpliendo así una de las medidas del Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera (Plan Aire), según explicó la subdirectora adjunta de Vehículos del organismo, Susana Gómez.

«Había que identificar al 50% de los vehículos más eficientes con la única finalidad de dar herramientas a los ayuntamientos» a la hora de que tomen medidas para restringir la circulación durante los episodios de alta contaminación, detalla la responsable de Tráfico. Para ello se han confeccionado cuatro etiquetas, semejantes a las que llevan los turismos, pero con unos criterios de clasificación diferentes. Las etiquetas son de un tamaño más pequeño, para que puedan ser pegadas y permanezcan siempre a la vista en estos vehículos de dos ruedas.

Está previsto que las pegatinas sean recogidas en el Reglamento General de Vehículos, unos distintivos «cuya utilización es voluntaria, pero facilita la identificación por las policías locales», recuerda Gómez, a la vez que destaca que Barcelona ya ha anunciado que tras el verano las motos también serán controladas cuando se limite los accesos al centro de la ciudad por episodios de contaminación. La DGT ha calculado que las pegatinas las podrá portar el 55% de un parque nacional que asciende a 5.303.210 millones de vehículos, de los que 3.345.454 son motocicletas y 1.957.756 son ciclomotores. Entrarían dentro del etiquetado ecológico los vehículos eléctricos, los híbridos o los que cumplan con las normativas Euro 2, Euro 3 y Euro 4. Quedan fuera de la clasificación todas las motocicletas que fueron matriculadas antes de 2003 y todos los ciclomotores de antes de 2000.

Quedan sin distintivo las motos matriculadas antes de 2003 y los ciclomotores registrados antes de 2000

Las etiquetas

El etiquetado comienza con el '0', de color azul o cero emisiones, para motos y ciclomotores eléctricos con una autonomía superior a 40 kilómetros. Le sigue 'ECO' (verde y azul), para los eléctricos híbridos y eléctricos híbridos enchufables con una autonomía inferior a 40 kilómetros. En ambos casos el parque no llega al 1%. Ejemplo de ello es que de la primera sólo hay 70 vehículos y de la segunda 3.600, de los que 20 son cuadriciclos híbridos enchufables.

Con la categoría 'C' (de color verde) se distingue a las motocicletas y ciclomotores que cumplen con las normativas de emisiones Euro 3 y Euro 4, específicas para ellos. Estas etiquetas suponen el 29% del parque. La última etiqueta es la 'B' (de color amarillo), para las unidades que pasaron la normativa Euro 2, que suman el 26% del total.

El resto, el 45% del parque -unos 2,3 millones de unidades-, se queda sin etiquetar. La circulación de cuatro de cada diez motocicletas y más de la mitad de ciclomotores podrá quedar limitada en el futuro, cuando no prohibida, en las grandes ciudades.

La DGT no enviará las etiquetas a los propietarios de las motos y los ciclomotores, como sí hizo con coches y furgonetas. Tendrán que adquirir los distintivos medioambientales en las oficinas de Correos. En todo caso, Tráfico cuenta en su página web (www.dgt.es) con un lugar donde puede consultarse el tipo de etiqueta que corresponde.

Según Gómez, toda esta clasificación se ha hecho «con el máximo consenso» de Anesdor (Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas), de los ministerios de Medio Ambiente e Industria y expertos, además de los ayuntamientos de Madrid y Barcelona y diversas asociaciones de conductores. La subdirectora insiste en que «tenemos la obligación de descarbonizar el transporte en un 90%. Es obligatorio tener una ciudades más limpias».

Poco contaminantes

Las motos y ciclomotores que quedaron fuera del etiquetado por emisiones realizado por la DGT no incumplen la normativa de la Unión Europea. Según explica la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor), la clasificación con etiquetas de motocicletas y ciclomotores matriculados en España no hace más que separar «el parque más eficiente del que no lo es tanto».

Anesdor explica que la Unión Europea no establece ningún límite de contaminación para los vehículos en circulación, por lo que ese parque de motos y ciclomotores no incluido en el etiquetado «no estaría incumpliendo ningún límite de emisiones». En todo caso, los vehículos sin adhesivo «sí que cumplen las normas que les exigían la Unión Europea en el momento de su matriculación». Los fabricantes explican que el parque de motos no incluido en las etiquetas es el más antiguo, por tanto, cuenta con tecnologías menos eficientes que las actuales. «Pero ello no implica que estos vehículos sean 'excesivamente contaminantes' o que incumplan los requisitos de emisiones de la Unión Europea, puesto que la moto es un vehículo de bajas emisiones comparado con otros vehículos motorizados», insisten.

Asimismo, las motos y ciclomotores, debido a su facilidad de movimientos en zonas urbanas están «entre un 50 y un 70% menos tiempo emitiendo que otros vehículos», explican desde Anesdor. «Solo por poner un ejemplo, si en la ciudad de Madrid se cambiaran todas las motos que habitualmente circulan por coches, aumentaría alrededor de un 50% las emisiones», apuntan. Por ello, los fabricantes reclaman que se favorezcan medidas que contribuyan a la renovación del parque español, puesto que con 15,6 años de media «se trata uno de los más envejecidos de la Unión Europea. Un parque más moderno siempre significará un avance hacia la reducción de emisiones».

Patrullas camufladas

La Dirección General de Tráfico (DGT) está probando la efectividad de las patrullas de la Guardia Civil en motos camufladas, sin distintivos. Se trata de una nueva medida de choque, que se suma tanto a los minirradares puestos en marcha esta Semana Santa como a los drones o al avión, que llegarán en 2019. Según el máximo de la DGT, Gregorio Serrano, actuarán como lo hacen los coches camuflados. «Vamos a hacer una prueba piloto para ver si merece la pena. Serán motocicletas sin distintivos que patrullarán las rutas donde se producen infracciones relacionadas con la velocidad, con el consumo de alcohol y de drogas, para aumentar la seguridad y paliar los efectos de alguien que conduzca de una manera temeraria», explica.

Serrano asegura que «la mayoría de los conductores no tienen nada que temer» con las motos camufladas de la Guardia Civil, porque lo importante en seguridad vial es la «formación, la educación, la concienciación, la mejora en la seguridad de los vehículos, y la mejora de la seguridad de las vías».

Contenido Patrocinado

Fotos