La cara oculta de EVA, la opción 'low cost' de Renfe

La cara oculta de EVA, la opción 'low cost' de Renfe./Enrique SánchezGráfico
La cara oculta de EVA, la opción 'low cost' de Renfe. / Enrique Sánchez

Se estrenará en la línea Madrid-Barcelona con precios entre un 20% y un 25% más baratos ¿Seguro que son todo ventajas?

IBAN GARBAYOMadrid

El nuevo AVE 'low cost' denominado EVA fue presentado esta semana como un soplo de aire fresco al mercado ferroviario. Con la intención de atraer nuevos viajeros, especialmente con la idea de captar al público joven, Renfe pondrá en servicio el próximo año un nuevo tren más barato en la línea Madrid-Barcelona.

Durante el último año, la compañía ofreció miles de billetes con grandes descuentos para promocionar su XXV aniversario. Billetes que no superaban los 25 euros y que tuvieron una gran acogida durante toda la promoción. No es descabellado aventurar que el reciente éxito obtenido con esta iniciativa haya impulsado la creación de este proyecto que comenzará a funcionar entre febrero y marzo de 2019.

En un mercado cada vez más masificado, Renfe busca competir con otras fórmulas de negocio como pueden ser los viajes en Blablacar (coche compartido por varios usuarios) o los grandes descuentos que ofrecen algunas compañías aéreas como Ryanair. La compañía de bus Alsa también ofrece billetes con descuento en determinadas fechas y horarios, incluso en los autobuses de gama 'premium'. Y con todo esto, Renfe no quiere quedarse a la cola.

Novedades

Venta
Los billetes se podrán comprar únicamente por internet. No existirá un billete físico, solo uno digital. La identificación de los pasajeros podrá ser biométrica
Cafetería
Eliminación del vagón cafetería y sustitución por máquinas de vending
Elección se asiento
Se cobrará un extra al viajero que desee elegir esta opción, al igual que hacen en muchas compañías aéreas
Cobro adicional
Por equipajes especiales o traslado de mascotas
Tarifa plana
Se podrá pagar una cantidad fija anual y realizar todos los trayectos que uno quiera en el EVA
Conexión wifi y comunicación 'online'
Mediante aplicaciones móviles conectará al viajero con el trayecto, informándole sobre el punto en el que se encuentra su viaje, actividades de interés...

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, señaló que la reducción del precio de venta será posible gracias al uso de las nuevas tecnologías y la personalización de los servicios. Renfe ha informado que los billetes del EVA tendrán precios entre un 20% y un 25% inferiores a los actuales. Es decir, costarán entre 60 y 65 euros (entre 120 y 130 ida y vuelta) frente a los 85 euros que sale de media viajar en el AVE convencional.

El nuevo EVA arrancará con una oferta inicial de cinco frecuencias diarias. En un principio, el trayecto unirá Madrid Atocha y la estación de El Prat de Llobregat (Barcelona) con una única parada en Tarragona, si bien posteriormente parará también en Zaragoza.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. La estación de El Prat de Llobregat se encuentra a más de 12 kilómetros del centro, frente a la estación de Barcelona Sants que se encuentra en pleno corazón de la ciudad condal. Por lo tanto, los usuarios que adquieran los billetes 'low cost' deberán contar que tendrán que abonar un 'extra' para afrontar el desplazamiento. Y sin mencionar el inconveniente que supone ir cargado de maletas.

Una medida que el titular de Fomento defendió por estar más cerca de el aeropuerto y suponer un nudo de conexión más eficaz con el resto de medios de transporte. Habrá que ver si los usuarios opinan lo mismo al respecto.

Versión francesa

Nunca está de más mirar al país vecino. Francia dispone de un servicio similar al que ofertará Renfe. Conocido como 'Ouigo', el país galo dispone un servicio de tren de alta velocidad 'low cost' desde el año 2013. Ofrece billetes desde diez euros a 17 ciudades del país, donde es posible viajar por un módico precio desde París a Lyon o Marsella. Un ejemplo: viajar del centro de Marsella al aeropuerto de Lyon -más de 300 kms- le podría costar este sábado con 'Ouigo' diez euros. Un precio infinitamente inferior al que tendrán que pagar los españoles por utilizar el servicio EVA.

La fórmula que pretende implantar Renfe para reducir costes fue la utilizada por la compañía nacional francesa de ferrocarriles. El EVA suprimirá el vagón cafetería, para convertirlo en una sala multifuncional con máquinas expendedoras de bebidas y alimentos, y sopesa eliminar o reducir al mínimo las clases preferentes. A su vez, ampliará el número de butacas por fila (3+2) en la clase turista y las mesas para grupos de 4 a 6 viajeros. Un aumento que supondría pasar de las 316 plazas actuales hasta las 343, en función de la distribución que se adopte finalmente.

En definitiva, no hablamos de trenes nuevos sino un 'cambio de chapa' -pintura nueva incluida- para un nuevo tipo de viajero que lleva tiempo reclamando inmediatez, personalización, servicios y pagar exclusivamente por los atributos que necesita.

Viaje de Marsella a Lyon con 'Ouigo'.
Viaje de Marsella a Lyon con 'Ouigo'.

¿Llegará el wifi?

Por otro lado, Renfe lleva años prometiendo instalar el servicio de wifi en sus trenes. Un hecho que no se ha dado hasta el momento, puesto que el servicio sólo se ha implantado hasta la fecha en el trayecto Madrid-Sevilla. Para más inri, el diario 'elEconomista' recogió recientemente los problemas técnicos que se están produciendo a la hora de instalar las antenas de recepción en los AVE que van de Madrid a Barcelona.

Informó que la llegada de la red en este corredor, el que más pasajeros transporta, es la que más se va a retrasar, mientras que en Valencia y Málaga estarán listos en los próximos meses. En definitiva, será complicado pensar que visto los retrasos que se están produciendo el servicio esté habilitado cuando se produzca la puesta en marcha del EVA el año que viene.

Lo que desconocemos por el momento es si éste será gratuito. Hay que recordar que por el momento la compañía ofrece el servicio de conexión a Internet gratis a los viajeros que se suscriban a la tarjeta de fidelización '+Renfe' . La operadora ofrece dos tipos de conexiones wifi, una básica -gratis para los suscritos al programa de fidelización o que viajan en clase preferente- y otra premium previo pago de entre 2 y 4 euros por viaje.

Con su incorporación, Renfe busca un lavado de cara -a la vez que necesario- de un servicio con el que espera transportar a más de un millón de pasajeros anuales. La conexión 'low cost' Madrid-Barcelona será la prueba de fuego de un servicio que se irá extendiendo a otras líneas de Alta Velocidad progresivamente. La pregunta es, ¿los usuarios ahorrarán de verdad con esta nueva propuesta?

Contenido Patrocinado

Fotos