Leonoticias

Los coches con las luces encendidas se ven a más del doble de distancia

Uso de luz diurna.
Uso de luz diurna. / Philips
  • La DGT aconseja circular de día con la luz de cruce durante los meses invernales

La niebla, la lluvia o las nevadas, junto a que durante los meses invernales cae la noche antes obligan forzar los sentidos al volante. No sólo es importante ver, sino también ser visto. Por este motivo, la Dirección General de Tráfico (DGT) aconseja durante las últimas semanas llevar encendidas las luces de cruce, incluso durante el día. Sobre todo si se circula por carretera, aun que en ciudad tampoco es un mal consejo.

Desde febrero de 2011, la legislación comunitaria obliga a todos los coches nuevos que salgan equipados de fábrica con luces diurnas. Estas pueden ser tanto normales como de tipo led. Siempre se encienden nada más arrancar el motor del vehículo. “Utilizar la luz diurna o llevar las luces de cruce encendidas en estos días de otoño, donde se reducen las horas de sol, hace que nuestro vehículo sea percibido por los demás desde mucho más lejos”, según explica Juan Sologuren, experto en la materia y responsable en España de la división para el automóvil de Philips. Y es que, según diversos estudios sobre la visibilidad de los vehículos, el uso de luces –de cruce o diurnas “hace que esa distancia puede ser de más del doble, un factor que incide positivamente sobre la seguridad vial al mejorar aspectos como la distancia de seguridad, detección y velocidad”, añade.

Por este motivo y dado que son millones los vehículos matriculados antes de 2011, la DGT aconseja cada por estas época encender las luces diurnas que, por otro lado, en países del norte de Europa son obligatorias los meses del año. Y es que con luz diurna se detectan a los vehículos con más antelación y se distinguen de los que están parados, lo que reduce también el tiempo de reacción del conductor.

Desde Tráfico, además, recuerdan la necesidad de revisar los sistemas de alumbrado. En todo caso el artículo 107 del Reglamento de Circulación expresa que “si, por inutilización o avería irreparable en ruta del alumbrado correspondiente, se hubiera de circular con alumbrado de intensidad inferior, se deberá reducir la velocidad hasta la que permita la detención del vehículo dentro de una zona iluminada”.

Cabe recordar que las bombillas xenon, bixenon y led son complicadas de sustituir, incluso en muchos casos es necesario pasar por un servicio técnico. “En caso de mal funcionamiento de las bombillas, lo ideal, para garantizar su rendimiento, y evitar averías, es que las cambiemos de dos en dos”, explica Juan Sologuren.

El reemplazo de las lámparas por parejas en una práctica que reporta importantes beneficios en términos de seguridad. Evita que el haz de luz resultante al cambiar una única lámpara pueda quedar descompensado, haciendo más peligroso circular de noche, o que la unidad no reemplazada falle poco tiempo después de que lo haya hecho la primera debido al natural desgaste de sus filamentos. Además, si una de las bombillas es más luminosa que otra, tanto las marcas de la carretera como las señales de tráfico no se reflejarán adecuadamente. Una lámpara nueva con un haz de luz de 75 metros apenas iluminará 50 metros pasados 3 años. Por ello es mejor comprobar su funcionamiento antes de iniciar un viaje.