Leonoticias

Las funerarias reclaman una ley nacional que regule el destino de las cenizas

Urna con las cenizas del director de cine polaco Andrzej Wajda
Urna con las cenizas del director de cine polaco Andrzej Wajda / EFE
  • La reivindicación llega un día después de la prohibición, por parte de la Iglesia Católica, tanto del esparcimiento de cenizas de difuntos como su conservación en casa

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) ha reclamado una ley nacional que regule, entre otras cuestiones, el destino final de las cenizas de los muertos y avance en la profesionalización del sector.

En un comunicado, el presidente de Panasef, Juan Vicente Sánchez-Araña, ha considerado que el sector precisa de una norma que esté consensuada con todas las partes, que permita trabajar al sector en igualad de condiciones y defienda los derechos de las familias que necesiten esos servicios.

"Creemos que debería haber una ley nacional en la que se debería tener en cuenta el aspecto sanitario de nuestro trabajo, nos permita seguir avanzando en la profesionalidad del sector y seguir mejorando el servicio que ofrecemos a las familias", ha señalado Sánchez-Araña.

La Iglesia católica prohíbe desde ayer esparcir las cenizas de los difuntos y también que sean conservadas en casa, según el nuevo documento aprobado por el papa Francisco.

Sobre este documento, Panasef ha señalado que respeta la diversidad ideológica de las familias, su libertad de decisión y el respeto al medioambiente.

Asimismo, ha subrayado que el trabajo de las empresas funerarias acaba cuando se entregan las cenizas de los fallecidos, por lo que desconoce el destino final de las mismas, excepto cuando se depositan en cementerios.