Leonoticias

Una de cada cuatro familias atendidas por Cruz Roja en la Comunidad no puede pagar el comedor escolar

Una de cada cuatro familias atendidas en la Comunidad no puede pagar el comedor escolar
  • Más de la mitad de los niños que participa en el programa de Promoción del Éxito Escolar reconoce que el paro es un “gran problema” al afectar a su vida diaria

El 23 por ciento de las familias atendidas por Cruz Roja en Castilla y León asegura que no puede pagar el comedor escolar, lo que supone seis puntos menos de la media nacional y estar solo por detrás de La Rioja. Además, un 8,6 por ciento confiesa que no hace de forma regular alguna de las tres comidas (desayuno, comida y cena) frente al diez por ciento del ámbito estatal. Éstas son dos de las conclusiones que recoge el Boletín sobre la Vulnerabilidad de la Infancia atendida por la organización en España, que analiza la percepción de 5.195 menores de entre ocho y 14 años participantes en el programa de Promoción del Éxito Escolar. En la Comunidad, los cuestionarios fueron respondidos por 338 niños.

El Boletín sobre Vulnerabilidad Social busca aportar un mayor conocimiento de los efectos de la crisis en la situación de la infancia, desde la perspectiva de los propios niños que acuden a Cruz Roja. En el ámbito de las carencias alimentarias, un cuatro por ciento de los encuestados respondió que no desayunaba habitualmente en casa, un punto menos de la media nacional y lejos del porcentaje registrado en Asturias (diez por ciento), La Rioja (ocho por ciento), Comunidad Valenciana y Galicia (siete por ciento). También, un 19 por ciento realiza la comida habitualmente en el colegio (23 por ciento en España) mientras que otro tres por ciento acude a mediodía a un local de Cruz Roja, posiblemente por la pérdida de la beca de comedor, y un dos por ciento va a comer a la casa de los abuelos.

La ONG destaca, según recoge la Agencia Ical, que una de las manifestaciones más claras de la privación o carencia material relacionadas con la pobreza infantil es una alimentación insuficiente o deficiente. Entre las familias atendidas por Cruz Roja, muchas atraviesan dificultades económicas que les impiden garantizar una alimentación adecuada en una etapa fundamental para el desarrollo de los niños y las niñas.

El estudio desmonta algunos de los mitos sobre los usuarios que están obligados a acudir a Cruz Roja para recibir ayuda. No en vano, el 69 por ciento de las familias atendidas por las asambleas de la entidad en la Comunidad es de nacionalidad española mientras que un 30 por ciento es extranjera.

Los niños encuestados tienen una percepción de la situación laboral de sus familias, que habitualmente coincide con el desempleo de cada territorio. No en vano, aquellos que más señalaron que el paro es un “gran problema” viven en comunidades con las tasas más altas de paro, de acuerdo con los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA). Sobresalen Andalucía (72 por ciento de incidencia y casi un 30 por ciento de paro), Canarias (69 por ciento de incidencia y un 26 por ciento de desempleo) y Castilla-La Mancha (69 por ciento de incidencia y un 25 por ciento de paro). En el caso de Castilla y León, esta incidencia baja hasta el 54 por ciento, aunque es un punto más que la media de España.

Acudir al dentista

Relacionado con este asunto, está la respuesta de que el 43 por ciento de los chicos que acuden a Cruz Roja en la Comunidad identifica la crisis con la falta de dinero suficiente para que su familia pueda vivir bien y un un 39 por ciento lo asocia a la pobreza (43 por ciento en el conjunto del país). También, un 34 por ciento dice que, a causa de la crisis, no puede ir al dentista para atender su salud bucodental, seis puntos menos que en España.

A pesar de las estrecheces que pasan los menores, el 86 por ciento de los niños atendidos por la ONG en la región indica estar 'satisfecho o totalmente satisfecho/a' con las cosas que tienen (87 por ciento en España), el 10 por ciento dice que lo está 'regular' y el 4 por ciento restante se muestra 'insatisfecho'. Eso sí, el boletín constata que el grado de satisfacción disminuye a medida que aumenta la edad y es ligeramente superior entre los nacidos en España.

El programa de Promoción del Éxito Escolar de Cruz Roja es un plan integral en el que se abordan aspectos educativos y de integración social, así como problemas económicos y de conciliación de las familias que inciden en el bienestar de la infancia y las clases de refuerzo escolar. Cada año, la ONG atiende a más de 70.000 menores gracias a este programa y apoya a más de 13.000 personas adultas en todo el país.

Para tratar de responder a las carencias y necesidades de las familias más vulnerables, Cruz Roja entregó en 2015 más de 411.000 desayunos y meriendas escolares para niños y niñas en dificultad social y apoyó a las familias con un total de 306.000 ayudas relacionadas con el ámbito escolar, como becas de comedor, ayudas para la compra de gafas o libros y la entrega de mochilas u otros materiales escolares. En el caso de Castilla y León, medio millar de niños recibía cada día la merienda en los locales de la organización.

El informe de Cruz Roja precisa que los niños son pobres en la medida en que lo son sus hogares, los barrios en los que viven y el contexto social en el que se desarrollan. De ahí que advierta que las familias en riesgo de pobreza y exclusión social pueden tener dificultades para atender algunas o todas las dimensiones que permiten el adecuado desarrollo de las capacidades, competencias y oportunidades de desarrollo de sus hijos. “La hipótesis es que una vivienda inadecuada o insegura tiene un efecto desfavorable y que, en términos generales, la pobreza puede deteriorar el ambiente familiar en el que crecen los niños, afectando a la calidad de la convivencia y las relaciones, e influyendo negativamente en el comportamiento”, apunta.

En cuanto a la adecuación de la casa, el 80 por ciento de los niños encuestados por la ONG en Castilla y León respondió que tiene un lugar tranquilo para estudiar en casa, el once por ciento no dispone del mismo y otro 9 por ciento valora esta situación como 'regular'. La media nacional entre los que cuentan con un lugar adecuado para realizar sus tareas escolares se sitúa en el 82 por ciento y las comunidades de Canarias (89 por ciento), Andalucía (86 por ciento) y País Vasco (85 por ciento) son las que cuentan con las respuestas más altas.

El 87 por ciento de los chicos castellanos y leoneses señala que se siente escuchado y considera que su opinión es tenida en cuenta por las personas adultas de referencia, ya sean sus padres o cuidadores. Solo un 6 por ciento tiene la percepción que no ser escuchados. Además, el 86 por ciento precisa que disfruta del tiempo que pasa con su familia, dos puntos menos que la media en España y lejos del 93 por ciento del País Vasco y del 92 por ciento de las respuestas de los menores de Madrid.