Las malas previsiones también suspenden Camino de la Esperanza

La desilusión se apoderaba de las hermanas. / N. Brandón

La procesión María al Pie de la Cruz se suspende ante el temor a la lluvia | Asegura que las previsiones son determinantes

R. FARIÑASLeón

El temor a la lluvia ha obligado a suspender la procesión María al Pie de la Cruz. Y es que las previsiones determinantes han llevado a las responsables cofrades a tomar esta dura decisión.

Organizada por la Cofradía María del Dulce Nombre esta procesión tenía su punto de partida en el patio del colegio de los Padres Capuchinos, aunque finalmente se ha tenido que quedar en el interior. La desilusión se extendía entre todas las hermanas de esta cofradía que no se han separado del que tendría que haber sido su brazo para pujar en procesión en la tarde de este Jueves Santo.

Tomada la decisión, las bandas que acompañan cada una de las tallas han accedido al interior del patio de los franciscanos para realizar un pequeño acto. La Abadesa de María del Dulce Nombre no encontraba el consuelo después de no poder sacar a la calle la única procesión que realiza esta cofradía en toda la Semana Santa. Precedida por la ronda liderada por las más jóvenes, finalmente ha tomado la palabra para comunicar la suspensión definitiva de la procesión.

Fue entonces cuando sonaba el llamador y las braceras llenaban el ambiente de una encogida emoción. Sonaban las marchas y se alzaban los pasos que deberían haber recorrido las empedradas calles, pero que la climatología, una vez más, ha privado a León de acompañar a María al pie de la cruz.

Contenido Patrocinado

Fotos