La lluvia acompaña a La Morenica en el inicio de la Semana Santa

La primera procesión de la Semana Santa se ve afectada por la lluvia. / Noelia Brandón

Cientos de fieles se agolparon en la calle Herreros para recibir a la primera procesión de 2018 | El trayecto se tuvo que recortar y La Dolorosa se recogió en ordinaria ante la tromba de agua que caía en la parte final del recorrido

RUBÉN FARIÑASLeón

La calle Herreros volvía a quedarse pequeña. Cientos de personas se agolparon a la espera del repique de campanas que anuncia el inicio de la Semana Santa de León.

En el interior de la iglesia del Mercado, los mozos alzaban a la Madre de los leoneses a hombros. Era momento para entonar la primera Salve a la Morenica.

Retumbaban las campanas, pero no lograron hacerlo a ‘tente nube’. Brotaban los paraguas y las dudas se cernieron entre los mozos de la Parroquia del Mercado.

Finalmente, la decisión fue llevar a La Antigua hasta el Convento de las Carbajalas y se ponía en marcha la Procesión de la Dolorosa, la primera de la Semana Santa leonesa.

El himno de España, interpretado por la Banda de Música del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, acompañó los primeros pasos de la Morenica.

Siguieron la marcha la corporación municipal y cientos de personas que portaron sus velas para alumbrar el paso de la Virgen.

Recorte de la procesión

Las Madres Benedictinas recibieron el cortejo en el interior de la capilla del convento para cantarle a la Reina y Madre la ‘Salve’, arropada y acompañada por el raseo de sus mozos.

Nueva decisión se tuvo que tomar aquí: la procesión recortaba su trayecto y avanzaría por San Martín para volver por Fernández Codórniga hasta la Parroquia del Mercado.

Y la modificación fue correcta porque la tromba de agua obligó a los braceros a marchar en ordinaria y concluir a prisas la primera de una Semana Santa de León donde el cielo jugará más papel del necesario.

Contenido Patrocinado

Fotos