El obispo de Astorga 'abre' la Semana Santa en Santa Marina del Rey

El obispo de Astorga 'abre' la Semana Santa en Santa Marina del Rey

Juan Antonio Menéndez pide a los hermanos de la Cofradía del Ecce-Homo de Santa Marina del Rey que sigan «poniendo alma y corazón en lo que hacéis»

LEONOTICIAS

El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, fue el encargado de dar la bienvenida este año a la Semana Santa en Santa Marina del Rey y lo hizo este Domingo de Ramos desde la Iglesia Parroquial de la villa. Ménendez ensalzó en su pregón la devoción de todos los cofrades que cada año “dan alma a esta Semana de Pasión”. De esta forma, el prelado consagró las bodas de plata de la Cofradía del Ecce Homo, que el Domingo de Ramos celebrado el 4 de abril de 1993, salió por primera vez a las calles de la localidad para bendecir a su imagen titular: el Ecce Homo.

Este Domingo de Ramos comenzó en Santa Marina del Rey con la tradicional Bendición de Ramos y Palmas en la Plaza Mayor. Por la tarde, el obispo se desplazó hasta la localidad para rezar el rosario y el viacrucis, junto a todos los vecinos y para compartir con ellos una especial conmoción, ya que fue hace 50 años, durante el Jueves Santo, cuando “sentí la llamada de Dios”, apuntó.

Durante el pregón, Menéndez se dirigió a todos los cofrades, para enaltecer el espíritu de entrega que muestran en estas fechas y para recordarles que “sin vuestra piedad y devoción, las procesiones quedarían reducidas a una mera representación teatral o a una cabalgata más”.

El prelado de Astorga citó la entrevista que el actor Jim Caviezel, protagonista de la película ‘La Pasión de Cristo’, concedió al diario ‘La Nación’ de Buenos Aires, en la que explicaba que “cuando estuve interpretando la escena de la cruz, era tan terrible que cuando dije la frase: ¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?, literalmente lo sentía”.

Menéndez presumió que “de esta forma, Caviezel se convirtió en un testigo de lo que paso Jesús de Nazaret, identificándose y comprometiéndose sinceramente con él” y pidió a los cofrades que “sigáis poniendo todo vuestro corazón, para que lo que externamente expresáis en la calle, sea consecuencia de lo que vivís interiormente”.

Para finalizar el acto, la hermana mayor de la Cofradía, Alba Santos Pelayo y el párroco de la localidad, Ramiro Fernández, le hicieron entrega de varios detalles en agradecimiento por su participación en este entrañable aniversario.

Tras el pregón, Juan Antonio Menéndez, visitó el Centro de Alzheimer junto al alcalde del municipio, Francisco Javier Álvarez, a la hermana mayor de la Cofradía y al párroco de la localidad. Allí el obispo saludó a todos los residentes y a los trabajadores del centro.

Contenido Patrocinado

Fotos