Jesús Divino Obrero concede la medalla de la Real Hermandad a la Guardia Civil y la Policía Local de Gran Gala

Un instante del acto celebrado este sábado./
Un instante del acto celebrado este sábado.

El acto tuvo lugar al término del Triduo y Besamanos

LEONOTICIAS

La Real Hermandad de Jesús Divino Obrero entregó este sábado la medalla de la penitencial a la Guardia Civil y a la Policía Local de Gran Gala, escoltas de honor de los pasos de Las Tres Marías y de la Resurrección, como reconocimiento a su compromiso con la Real Hermandad cada Sábado Santo y Domingo de Pascua.

La entrega tuvo lugar durante el acto de Bienvenida a Hermanos en la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero. Al mismo acudió el teniente coronel de la Guardia Civil de León, Julio Andrés Gutiérrez Hernández, así como las concejalas Marta Mejías y Aurora Baza, y una escuadra de la Policía Local de Gran Gala. En palabras de la abadesa presidenta de la Real Hermandad de Jesús Divino Obrero, María Teresa Liébana González, la medalla, «el símbolo más valioso» de la penitencial, representa el agradecimiento de toda una Hermandad al apoyo de las Nota de prensa escoltas de honor cada Semana Santa. «Esperamos que la custodiéis y luzcáis con el mismo honor con el que nosotros os llamamos ya Hermanos».

Nuevos hermanos

Tras la concesión de las medallas, tuvo lugar la entrega de los títulos y Estatutos al medio centenar de nuevos hermanos de la penitencial. Este acto pone fin al Solemne Triduo en honor a la Virgen de la Soledad que la Real Hermandad celebró desde el pasado jueves en la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero, y al Besamanos que se desarrolló durante la tarde de ayer. La jornada contó además con la ofrenda floral al Cristo de la Agonía de la Cofradía Hermana de las Siete Palabras de Jesús en la Cruz en la Iglesia Parroquial de San Marcelo. Por la tarde, y en virtud de la Carta de Hermanamiento firmada en 2009, miembros de la penitencial de San Marcelo realizaron su ofrenda a la Virgen de la Soledad.

Contenido Patrocinado

Fotos