Angustias refuerza el patrimonio de la Pasión leonesa

La centenaria cofradía presenta su nueva talla de la Consolación de María, obra del artista sevillano Juan Manuel Miñarro, quien ya rehabilitó hace varios años al Nazareno del Dulce Nombre

Nueva imagen de la Consolación de María. / Noelia Brandón
RUBÉN FARIÑASLeón

La Semana Santa de León ha dado un nuevo impulso a su patrimonio. La Catedral ha consagrado la nueva talla que procesionará este Viernes Santo por las calles de la capital.

La Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad ha hecho oficial la puesta al culto de su nueva imagen de la Consolación de María.

La obra ha sido realizada por Juan Manuel Miñarro, quien ha estado trabajando dos años para lograr el excelso resultado final.

Contactó con Angustias, a través del Dulce Nombre de Jesús Nazareno. La penitencial transmitió su idea, él elaboró un boceto y el resultado ha sido «aportar una nueva imagen a la Semana Santa de León».

Su creador ha estado presente en un acto presidido por el obispo de León y en el que se ha ensalzado una talla sobria, de la escuela castellana, pero con las raíces andaluzas del escultor.

«Nace de cero»

«Nace desde cero a través de un boceto modelo y la talla en madera de cedro totalmente hueca, hasta alcanzar su representación final con los procedimientos postpictóricos que le dan una imagen de animación naturalista».

Juan Manuel Miñarro ha explicado la simbología de la Consolación de María. Ha buscado representar a la Madre de Dios físicamente, a través de una mujer madura pero plena de belleza «porque la que está enamorada de Dios no envejece, entonces es imposible atribuirle una edad».

La nueva imagen guarda un secreto. La firma del autor no es visible porque Miñarro considera que ésta «debe estar en el corazón» y la ha colocado debajo de la lengua de la figura.

Patrimonio de los cofrades leoneses

«Esta obra no es mía, es una obra del patrimonio de la hermandad, de los sentimientos de la hermandad y de todos los cofrades de Angustias y los cofrades leoneses».

Este escultor sevillano ya fue el encargado de restaurar al Nazareno. De hecho, considera que fue él quien le ha vuelto a traer hasta León.

La nueva talla de Angustias refuerza la calidad de la imaginería devocional que posee la Semana Santa leonesa.

Su puesta de largo en las calles será en la Oficial del Santo Entierro y, entonces sí, será el cielo el que decida si se muestra o no al pueblo de León.

Contenido Patrocinado

Fotos