90 años ‘velando’ al Nazareno

La Cofradía del Dulce Nombre Jesús Nazareno rinde con un sentido y caluroso acto un homenaje a Teodoro Álvarez Fidalgo tras cumplir nueve décadas como hermano, el más antiguo como lo atestigua una carta de pago de 1928

Teodoro Álvarez Fidalgo. / S. Santos
A. CUBILLAS | S. SANTOSLeón

90 años de devoción, pasión y fervor. 90 años de capillo y túnica. 90 años velando el paso solemne del Nazareno. 90 años de Semana Santa leonesa.

90 años que bien valen un homenaje como el que este domingo le ha rendido la Cofradía del Dulce Nombre Jesús Nazareno a Teodoro Álvarez Fidalgo tras cumplir nueve décadas como hermano, siendo, como lo atestigua una carga de pago fechada el 11 de abril de 1928, el más antiguo.

Emoción a flor de piel en una abarrotada capilla de Santa Nonia, en la que se ha reconocido la devoción y la entrega de Teodoro, que desde hace 90 años tiene prendido en el corazón el color morado emblema de la cofradía.

Un momento histórico el de este domingo, según recordó el abad Juan Carlos Morán, que no ocultó que sus ojos se encharcaron en lágrimas tras una intensa conversación con Teodoro.

Juan Carlos Morán y Teodoro Álvarez Fidalgo.
Juan Carlos Morán y Teodoro Álvarez Fidalgo.

“Cuando hace unas semanas tuve la enorme suerte de poder hablar por primera vez con él, de cruzar unas primeras palabras, llegó a emocionarme de tal manera, que nada más colgar el teléfono estuve un buen rato con los ojos encharcados al ser consciente que había tenido la fortuna de contactar con toda una institución dentro de nuestra centenaria cofradía”.

Teodoro, hijo de un ilustre abad, bracero “insigne” del padre Jesús Nazareno, pero ante todo un cofrade y nazareno de corazón, que a sus 96 años vive con un profundo sentimiento el tiempo de la Pasión leonesa. Un ejemplo para los nazarenos que, con este humilde pero emocionante y sentido acto homenaje, le demostraron todo su respeto y admiración.

Contenido Patrocinado

Fotos