Siete años de cárcel por esconder a un miembro de Resistencia Galega detenido en Ponferrada

Bruno Vence, en el momento de su detención. /LaVozdeGalicia
Bruno Vence, en el momento de su detención. / LaVozdeGalicia

Bruno Vence ha negado su vinculación con el movimienot y ha asegurado que su colaboración era con la persona | María Osorio fue detendia en junio de 2014 en Ponferrada

EUROPA PRESSMadrid

El Ministerio Fiscal ha rebajado su petición de cárcel de siete años a seis meses para Bruno Vence por delito de encubrimiento al ayudar a ocultarse a una integrante de Resistencia Galega condenada a seis años de cárcel por el Tribunal Supremo.

En la vista celebrada este miércoles el fiscal Marcelo de Azcárraga ha modificado sus conclusiones provisionales sustituyendo la calificación de colaboración con organización terrorista por encubrimiento después de que el acusado haya reconocido que ayudó a María Osorio a esconderse en la localidad portuguesa de Vila en abril de 2014 y que, tras su detención en Ponferrada, ocultó sus pertenencias.

"No existe colaboración dirigida a auxiliar a la organización terrorista", ha dicho ante el tribunal el representante del Ministerio Publico y ha matizado que en el momento el acusado se dio cuenta de que su colaboración era con la persona y no con Resistencia Galega, decidió devolver los efectos que guardaba de Osorio en su domicilio "porque pretende desmarcarse de la organización".

El acusado, por su parte, ha explicado durante el interrogatorio que ayudó a Osorio "en todo lo que pudo" porque se trata de una amiga especial pero ha negado tener cualquier tipo de vinculación con ninguna organización terrorista. Además ha precisado que antes de ser detenida en España, Osorio abandonó su domicilio de Portugal dejando una nota en su cuarto con el teléfono de Vence.

Tras enterarse de su detención, éste acudió a Portugal y recogió las pertenencias de su amiga trasladándolas al trastero de su domicilio. "Cuando se tranquilizó la cosa me enteré que lo que estaban buscando eran las bolsas y dije que no tenía nada que ver con eso. Les di la ubicación exacta", ha señalado ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de Lo Penal.

Identidad falsa

Esta misma versión ha sido ratificada por un agente de la Guardia Civil que ha explicado durante la vista que para detener a la condenada procedieron a vigilar de manera secreta a sus familiares ante el cercano cumpleaños de la misma. Finalmente pudieron arrestarla cuando esta procedía a reunirse con sus padres en Ponferrada y fue en ese momento cuando descubrieron que se escondía bajo una identidad secreta.

Las gestiones posteriores permitieron localizar el piso en Vila Real y las chicas con las que convivía le confesaron que se hacía llamar Ana Varela y que llevaba allí desde el mes de abril. En ese registro conocieron la existencia de Bruno y volvieron a España procediendo a su detención. La defensa del acusado, por su parte, ha pedido la absolución de su cliente.

Fotos