Ponferrada encarga una auditoría externa para que aclare el proceso para adjudicar el nuevo contrato de basura

Carro de la limpieza viaria de Ponferrada./Carmen Ramos
Carro de la limpieza viaria de Ponferrada. / Carmen Ramos

Merayo cree que es necesaria para dar luz al equipo de gobierno ante las opiniones «contrapuestas» de los servicios jurídicos y económicos municipales y para «buscar el interés general de la ciudad»

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada encargará una auditoría externa para que aclare el proceso que tiene que seguir el equipo de gobierno para la adjudicación del nuevo contrato de la basura. Así lo anunció hoy la alcadesa, Gloria Fernández Merayo, que entiende que se trata de un paso necesario «dado lo enredado que está el tema» y teniendo en cuenta la nueva Ley de Contratos del Sector Público, tal y como trasladó en la reunión mantenida con los directivos de Urbaser, una de las empresas que optaba al servicio que gestiona de forma interina FCC tras la anulación del anterior contrato.

«Dado lo complicado y lo complejo de la situación lo que he decidido, para asesoramiento de la Alcaldía, es encargar un informe a un asesor externo, a un despacho independiente e imparcial, que no tiene que ver con ninguna empresa, especializado en estos temas y a ver si nos puede asesorar un poco a ver cómo salir de este tema», explicó Merayo.

La primera edil entiende que hoy en día no se podría suscribir ese contrato «catastrófico» suscrito en el año 2015 con 20 años de duración y un coste de 135 millones de euros «por el plazo y por el objeto» porque la Ley de Contratos «prohíbe juntar todos los servicios» y «tendrían que ser tres distintos, uno parques y jardines, otro basura y otro limpieza», explicó, teniendo en cuenta, además, las opiniones «contrapuestas» de «irreconciliables» de los servicios jurídicos y económicos municipales en este asunto.

«En tres o cuatro semanas»

La regidora avanzó que el Ayuntamiento podría recibir en un plazo de «tres semanas o cuatro semanas, con la Semana Santa en medio» las conclusiones de la auditoría externa. Insistió, además, en que el objetivo es «buscar el interés general de Ponferrada y no excluir a ninguna empresa» dado que el actual contrato «nació mal, acabó mal, puesto que se anuló y lo que no podemos es seguir con él», apuntó. «Si ya es un contrato que nació mal, que ya estaba rayando un poco el fraude a la hora de hacer tanto plazo, juntar las empresas...vamos a ser sensatos y que nos ayuden un poco», subrayó.

Contenido Patrocinado

Fotos