Ponferrada descarta cambios en el proyecto de semipeatonalización de Camino de Santiago y Gómez Núñez

Imagen de la calle Camino de Santiago en Ponferrada./
Imagen de la calle Camino de Santiago en Ponferrada.

El concejal de Obras destaca la necesidad de justificar antes de fin de año la ayuda aportada por la Junta de Castilla y León

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada descarta realizar cambios en el proyecto de semipeatonalización de las calles Camino de Santiago y Gómez Núñez, tal y como reclaman los comerciantes de la zona. El concejal de Obras, Roberto Mendo, justificó hoy la negativa en lo avanzada que está la tramitación de las obras y la necesidad de justificar antes de que acabe 2017 la ayuda concedida por la Junta de Castilla y León.

«Ahora mismo no, es imposible realizar modificaciones porque tenemos unas certificaciones que hay que hacer antes de final de año y hay una subvención pendiente de la Junta que hay que justificar», explicó el edil. Mendo entiende que las obras «son buenas para los vecinos» y destacó el hecho de que desde el equipo de gobierno «nada se hace para perjudicar a nadie».

En relación a la eliminación de zonas de estacionamiento que los comerciantes entienden que incluye el proyecto, el responsable municipal de Obras asegura que «no se va a quitar en Camino de Santiago ningún aparcamiento porque no existe».

Objetivo: la «regeneración» del comercio

El equipo de gobierno emitió una nota a última hora de la mañana en la que defiende que el objetivo de las obras «es la regeneración del comercio del centro de Ponferrada» y para ello se van a lanzar medidas importantes, «algunas ya se están realizando como las obras en la Calle Ave María y próximamente darán comienzo en la Calle Camino de Santiago entre la Plaza de Lazúrtegui y la rotonda de República Argentina».

Desmiente rotundamente a los firmantes del documento que se vayan a restringir plazas de aparcamiento y que se vaya a limitar la circulación de vehículos en el centro de la ciudad. Por otra parte, considera que se intenta crear alarma de unas supuestas obras en la Avenida Goméz Núñez «cuando aún no se han aprobado», por lo que cree que «no dejan de ser meras elucubraciones sobre las mismas».

El objetivo, explicado públicamente en numerosas ocasiones para mantener informados a los ciudadanos, recuerdan desde el equipo de gobierno, es «hacer atractivo el centro de la ciudad con el fin de atraer al público, sin olvidar que estamos en el corazón de la Ruta Jacobea y son miles los peregrinos que nos visitan todos los años». Entiende que «sólo así, conseguiremos que el comercio se vuelva asentar y los actuales negocios puedan crear riqueza y empleo».

Obras «necesarias»

Desde el Ayuntamiento destacan que «son obras necesarias» para mejorar las infraestructuras del centro urbano de la ciudad, ya que permiten modernizar las redes de traída del agua, los saneamientos para desagües, las canalizaciones para el alumbrado público y las redes de fibra óptica, entre otras mejoras. Y lo que es muy importante, según el gobierno municipal, es que de esta forma se eliminan barreras arquitectónicas y se mejora la accesibilidad a personas con movilidad reducida.

Desde el equipo de Gloria Fernández Merayo no entienden, por tanto, la alarma creada entre comerciantes y vecinos de la zona, «cuando desde el Ayuntamiento hemos sido muy claros en la exposición, con reuniones con la asociación Templarium, con los propietarios de locales y presidentes de comunidades de vecinos». Recuerdan, además, como al mismo tiempo, se presentó el plan de comercio «con todo detalle» ante los medios de comunicación social de la ciudad.

Fotos