La Policía Nacional desmantela varios narco-pisos y detiene a tres personas en Ponferrada

La Policía Nacional desmantela varios narco-pisos y detiene a tres personas en Ponferrada

La acción tuvo lugar dentro de la operación 'Paralelo' para erradicar el menudeo en zonas de ocio | Los encargados de cada narco-piso cobraba en sustancia estupefaciente para su consumo

LEONOTICIAS León

La Policía Nacional de Ponferrada ha detenido a dos hombres y una mujer, de 53, 41 y 29 años de edad, respectivamente, todos ellos vecinos de Ponferrada, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes, dentro de la operación 'Paralelo'.

Las detenciones han tenido lugar durante la tarde y primeras horas de la noche del día 8, tras varios meses de trabajo y numerosas vigilancias para la prevención y erradicación del menudeo de sustancias estupefacientes en zonas de ocio de la ciudad se llevo a cabo la intervención policial que se produjo cuando uno de los detenidos, sobradamente conocido de los policías por su actividad ilícita y con diversos antecedentes por hechos análogos, fue detectado a su regreso de Galicia con la sustancia que había adquirido para posteriormente distribuir en esta localidad, por lo que fue detenido.

Practicados varios registros en domicilios de esta ciudad, así como en la localidad de Miño (Coruña), toda vez que se servía de un piso en esta localidad gallega para almacenar la sustancia y posteriormente disponer de ella en menores cantidades y así aprovisionar los diferentes narco-pisos que tenían en alquiler en esta localidad de Ponferrada, se logró la detención de los otros dos implicados y fueron intervenidos 300 gramos de heroína, cien de cocaína, uno de opio, un vehículo Nissan Juke, 3.270 euros en efectivo, dos básculas de precisión y cinco teléfonos móviles.

La utilización de los narco-pisos servía para que consumidores llevaran a cabo el consumo de la sustancia estupefaciente en el interior de los mismos, constando éstos de varios departamentos que se podían denominar narco-salas, encontrándose en el interior de alguno de ellos consumiendo la sustancia en el momento de la actuación policial. En cada narco-piso tenían un "encargado" de llevar a cabo su distribución y venta al menudeo a los consumidores, percibiendo como pago la sustancia para su consumo.

Con esta operación se desmantelan y erradican varios puntos de venta de sustancia estupefaciente (narco-pisos), en las zonas centro (Calle Toralín), y zona alta de esta localidad (Calles Guerra y San Fructuoso) que generaban gran alarma social dada su proximidad a los Institutos de Enseñanza.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición judicial junto al atestado policial, habiendo acordado el ingreso en prisión del cabecilla del grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos