El pleno de Ponferrada reconoce por unanimidad que el Mundial de Ciclismo causó un quebranto de 11,8 millones

La alcaldesa de Ponferrada, durante el pleno de este lunes./César Sánchez
La alcaldesa de Ponferrada, durante el pleno de este lunes. / César Sánchez

El Ayuntamiento trasladará ahora a la Fiscalía las conclusiones de la comisión de investigación que analizó la gestión del evento

D. ÁLVAREZPonferrada

El pleno extraordinario celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Ponferrada reconoció por unanimidad que el Mundial de Ciclismo celebrado en el mes de septiembre de 2014 provocó un quebranto en las arcas municipales de 11,8 millones de euros. La sesión no contó con la presencia de los representantes de USE Bierzo, liderados por el que fuera alcalde durante la celebración del evento, Samuel Folgueral, ni con el representante del Partido Regionalista del Bierzo (PRB), Tarsicio Carballo.

Al respecto, el pleno debatió las conclusiones y recomendaciones aprobadas por la comisión de investigación que analizó durante ocho meses la documentación relativa a la gestión del evento.

Tras contar con el respaldo de todos los grupos presentes -PP, PSOE, Ciudadanos (Cs), Ponferrada en Común (PeC) y Coalición por el Bierzo (CB)-, el Consistorio dará traslado ahora de la documentación al Ministerio Fiscal para que aclare si los hechos recogidos son constitutivos de delito penal.

En ese sentido, el resto de conclusiones aprobadas por la comisión apuntan a una mayor regulación de las comisiones de investigación para obligar a los cargos políticos a comparecer, a una mayor concreción de los informes técnicos municipales para evitar interpretaciones sesgadas, a un planteamiento en contra de la participación del Consistorio en fundaciones privadas y a una mayor vigilancia de las obras relacionadas con el abastecimiento y el saneamiento del agua.

Responsabilidades políticas

Durante el turno de intervenciones, el portavoz de PeC y presidente de la comisión, Miguel Ángel Fernández, calificó la gestión del evento de «nefasta» y recordó que «de los 12 millones que costó el Mundial, aún quedan cuatro por pagar». «Nunca se habría tenido que celebrar el Mundial», defendió Fernández, que aseguró que la ausencia de Folgueral en el pleno es fruto del «síndrome de la silla vacía». «No quiere asumir la responsabilidad y no es capaz de dar la cara donde tiene que darla», resumió el presidente de la comisión, que instó a los responsables a «asumir las responsabilidades políticas».

En la misma línea, el representante de CB, Iván Alonso, insistió que, tras examinar más de 500 facturas, la comisión halló «facturas sin justificación» y criticó que la auditoría externa realizada a las cuentas «debería ser nula» ya que se basó en un informe de la interventora municipal sin aportar comprobaciones suplementarias y no examinó las facturas de menos de 15.000 euros. Alonso reprochó también que se obligara a la concesionaria del servicio de abastecimiento de agua y saneamiento en la ciudad a efectuar obras relacionadas con el Mundial por valor de más de 800.000 euros y camuflarlas bajo el epígrafe de «obras de drenaje».

Su compañero de filas y portavoz de los bercianistas, Pedro Muñoz, lamentó en el segundo turno que «el señor Folgueral nos obliga a correr una maratón con las piernas rotas». «Se equivocó mucho y siempre en lo importante», recalcó el portavoz de CB, que se negó a «admitir lecciones de dignidad de alguien que no puede darlas».

«Enormes dudas»

Por su parte, la portavoz de Cs, Rosa Luna, recordó que es «responsabilidad de quien gobierna saber si se podía realizar el Mundial» y lamentó que «Ponferrada no estaba preparada para ello, no tenía capacidad económica». En ese sentido, Luna criticó la «ausencia de previsión y de precaución» y las «irregularidades en la gestión» como la causa de las «enormes deudas» que ahora debe afrontar el Consistorio. «El Mundial ha supuesto un hundimiento económico para la ciudad y cada uno debe asumir las responsabilidades que le correspondan», sentenció.

Por otro lado, el portavoz del PSOE, Olegario Ramón, recordó que «el germen de todos los males» se remonta al pleno celebrado en octubre de 2012 por el que el Ayuntamiento, entonces gobernado por Carlos López Riesco (PP), encargó la gestión del evento a la Fundación Municipal de Deportes, algo que el Consejo Consultivo calificó de «huida del derecho administrativo». Pese a señalar a los gestores del Ayuntamiento como «máximos responsables del fiasco económico», Ramón también criticó la actuación de la Junta al dar su visto bueno a que determinadas ayudas y subvenciones sirviesen de aval a los acuerdos y apostó por «exigir el retorno del sobrecoste por la vía de la responsabilidad patrimonial».

Por último, la portavoz del PP y del equipo de Gobierno, Amparo Vidal, lamentó la existencia de otro acuerdo plenario, de agosto de 2014, por el que «se dotó de un paraguas a la Fundación para que el Ayuntamiento llegara donde ésta no podía». Ese acuerdo, anulado por el pleno de cotubre del año pasado, abrió la puerta a «reclamaciones frente al Ayuntamiento», lamentó Vidal, que anunció que una sentencia de hace cinco días desestimó el recurso presentado por Folgueral contra la anulación de ese acuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos