C's pide a Merayo que «deje de agarrarse al bastón de mando» y plantee una cuestión de confianza vinculada a los presupuestos

Las ediles de C's en Ponferrada, Rosa Luna y Ruth Santín, durante su rueda de prensa./César Sánchez
Las ediles de C's en Ponferrada, Rosa Luna y Ruth Santín, durante su rueda de prensa. / César Sánchez

La formación naranja anuncia que no votará a favor de ninguna modificación de crédito a lo largo de 2018

D. ÁLVAREZ.Ponferrada

La portavoz de Ciudadanos (C's) en Ponferrada, Rosa Luna, pidió hoy a la alcaldesa de la ciudad, Gloria Fernández Merayo, que “deje de agarrarse al bastón de mando” y plantee una cuestión de confianza vinculada a los presupuestos municipales de 2018. Según Luna, que aseguró que la ausencia durante dos años seguidos de la “guía económica fundamental” del municipio es un “reconocimiento a la falta de capacidad de dialogo” del equipo de Gobierno, la formación naranja no votará a favor de ninguna modificación de créditos a lo largo del año en curso, al considerarlo un “chantaje”.

En esa línea, Luna considero que Fernández Merayo utiliza a los ciudadanos de “parapeto” para “defenderse de lo indefendible”. “La única responsable de las consecuencias será la alcaldesa, que es a quién deberán pedir explicaciones los ciudadanos”, afirmó la portavoz de la formación naranja, que recalcó la “disposición al diálogo” de su grupo municipal. “Si no es capaz de presentar unas cuentas, que abandone el cargo en un ejercicio de responsabilidad y conciencia y deje que otros lo hagan”, espetó.

En el mismo sentido, Luna calificó de “irresponsabilidad” la renuncia a la elaboración de unos nuevos presupuestos municipales y la relacionó con la “mala gestión” y la “falta de conocimiento de los problemas de los ponferradinos”. “¿Por qué se priva a los ciudadanos de inversiones y a los colectivos de financiación?”, se preguntó la portavoz naranja, que recordó que las subvenciones a las asociaciones del municipio se aprobaron a través de una modificación de crédito gracias al apoto de la oposición.

En cualquier caso, Luna desvinculó sus críticas de una “cuestión electoralista” y acusó a Fernández Merayo de ser ella quien “mantiene permanentemente un discurso electoralista”. Al respecto, comparó las palabras de la regidora, en las que aseguraba que se podía gobernar un ayuntamiento sin presupuestos, con “arrancar un coche sin ruedas”.

Según Luna, Fernández Merayo “se cierra al dialogo por miedo a que se le pida una cuestión de confianza” y para mantenerse en “un sillón que le queda muy grande”. En ese sentido, lamentó que la alcaldesa “ni siquiera se ha reunido con todos los grupos políticos” y afrimó que en las dos únicas reuniones que su grupo mantuvo sobre el asunto con la concejal de Hacienda, Amparo Vidal, no se les ha facilitado ningún borrador.

Hoja de ruta de la negociación

Por su parte, su compañera de formación, Ruth Santín, desgranó las propuestas de Cs en materias de turismo, obras e inversión que componen la hoja de ruta de la formación para la negociación de las cuentas. El acondicionamiento de la senda fluvial del río Sil, el estudio para crear un aparcamiento en el mercado de abastos o las obras en pueblos y barrios son algunos de sus puntos más destacados.

En la misma línea, Santín exigió inversiones para la puesta en marcha del plan de accesibilidad y del plan de movilidad urbana sostenible y que se dejen de buscar “obstáculos” para el inicio de un proyecto de recuperación de la ermita del Santísimo Sacramento.

En cuanto al proyecto de central de calor, Cs presentó esta semana un escrito en el registro del Ayuntamiento para instar al Consistorio a buscar otras opciones de suelo para la ubicación de la planta. “Es un proyecto de la Junta pero el Ayuntamiento también tiene algo que decir”, afirmó Santín, que recalcó que la instalación de esta planta de biomasa ha provocado un “malestar público y notorio” entre los vecinos del barrio de Compostilla.

“Los políticos no podemos desoír las quejas de los ciudadanos”, subrayó la edil naranja, que anunció que la próxima semana visitará la central de similares características existente en Valladolid para tener un “conocimiento exhaustivo” de la materia que permita identificar “posibles alternativas para su ubicación”.

Contenido Patrocinado

Fotos