Olegario Ramón, nuevo secretario general de la agrupación local del PSOE de Ponferrada

Olegario Ramón, nuevo presidente de la ejecutiva local del PSOE de Ponferrada. /César Sánchez
Olegario Ramón, nuevo presidente de la ejecutiva local del PSOE de Ponferrada. / César Sánchez

El actual portavoz en el Ayuntamiento anuncia su intención de «superar etapas convulsas y buscar la unidad del partido»

D. ÁLVAREZ

El actual portavoz del Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Ponferrada, Olegario Ramón, se convirtió el sábado en el nuevo secretario general de la agrupación local de los socialistas al vencer en la votación para la elección de la nueva ejecutiva local a Aníbal Merayo, quien ya ocupó el cargo entre 2009 y 2012. Con 87 votos a favor, por los 76 cosechados por la candidatura de Merayo, Ramón asumió el cargo con la intención de “superar etapas convulsas y buscar la unidad del partido”.

Al respecto, Ramón consideró que “no sería un buen secretario general si no tratara de unificar al partido” e hizo un “llamamiento a trabajar en favor de los ideales socialistas” para cumplir con el “gran reto” de su proyecto, que definió como “recuperar el Ayuntamiento de Ponferrada por la vía de los votos en las elecciones municipales de 2019”.

En ese sentido, el nuevo líder del partido en la capital berciana aseguró que “no es el momento” de postularse como candidato pero confió en la “enorme valía” de su equipo para llevar a buen puerto la “gigantesca responsabilidad” asumida. “Nuestro partido está llamado a hacer grandes cosas en Ponferrada, en la Diputación, en la Junta y en el Gobierno de la Nación”, recalcó Ramón.

Respecto a la actividad del grupo municipal que ha comandado en los últimos dos años, Ramón defendió el papel “enormemente crítico con el equipo de Gobierno” llevado a cabo por los socialistas, pese al “apoyo puntual” prestado. “No creo en la política de trincheras”, resumió.

Momentos tras la elección. / César Sánchez

Por su parte, tras conocer su derrota, Merayo, considerado afín al exalcalde y candidato socialista en las elecciones municipales de 2011, Samuel Folgueral, se puso “a disposición del ganador para trabajar juntos por el partido”. “Sabíamos que estaba equilibrado pero al final nos ha fallado gente”, reconoció Merayo, que reclamó un cambio en la trayectoria del grupo municipal para “liderar un proyecto de izquierdas como principal partido de la oposición”.

Visto bueno a la ejecutiva saliente

Antes de la votación sobre la nueva ejecutiva, la asamblea de militantes dio el visto bueno a la labor desarrollada por la ejecutiva saliente y por la hasta hoy secretaria general de la agrupación, Rita Prada, por 80 votos a favor, 69 en contra y seis abstenciones. Prada valoró el trabajo llevado a cabo en unos “años muy convulsos” y se mostró convencida de que la asamblea de hoy marcará un “punto de inflexión” en el partido. “El PSOE no puede estar colonizado por otro partido político”, remarcó Prada.

Contenido Patrocinado

Fotos