Merayo: «Esto no es Texas y las patrullas de vecinos están prohibidas»

Imagen el barrio de Flores del Sil./
Imagen el barrio de Flores del Sil.

La alcaldesa de Ponferrada rechaza el aumento de la delincuencia en el barrio de Flores del Sil y acusa a los promotores de las brigadas de vigilancia vecinales de intentar «generar alarma»

CARMEN RAMOS Ponferrada

«Esto no es Texas y las patrullas de vecinos están prohibidas». Con estas palabras la alcaldesa de Ponferrada mostró este lunes de forma tajante su rechazo a las brigadas vecinales de vigilancia impulsadas por un grupo de habitantes del barrio de Flores del Sil tras constatar un aumento de los robos en vehículos y delincuencia en el barrio. «Fue algo que se sacó de contexto, de hecho en la brigada había cuatro vecinos y sus amigos», indicó.

Merayo recordó en que la vigilancia en las calles y la lucha contra los delitos «es competencia exclusiva de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado» y recalcó que «no esto no es Texas es Ponferrada y somos una de las ciudades más seguras de España entonces no se puede alarmar a la gente». Destacó que «Ponferrada es una ciudad muy segura y Flores del Sil es un barrio muy seguro» e insistió en que los delitos «se persiguen y se van a perseguir», recalcó.

Asimismo, se preguntó «qué pasaría si esas patrullas se encuentran con una persona en la calle de la que sospechan por algún motivo y se produce un incidente, podríamos tener un problema». Por ello pidió a los vecinos de Flores del Sil que cumplan la ley y que dejen actuar a la Policía. «Las fuerzas y cuerpos de seguridad son profesionales preparados, si dejamos que la seguridad de nuestras calles esté en manos de patrullas volvemos a la Edad de Piedra, estamos en un Estado de derecho, cumplamos las leyes y dejemos a los profesionales hacer lo que tienen que hacer», aseveró.

La primera edil defendió las palabras del concejal de Seguridad, Ricardo Miranda, rechazando el aumento de los robos en este barrio ponferradino. «El concejal de Seguridad no miente nunca, habla con datos en la mano», apuntó. Asimismo, indicó que el hecho de que la capital berciana sea una ciudad muy segura «no quiere decir que haya delincuencia cero en Ponferrada porque sino para qué necesitaríamos a la Policía». No obstante, defendió que estos índices «son los más bajos de Castilla y León» aunque «de ahí a decir que la delincuencia está aumentando eso no, con los temas de seguridad hay que ser muy cauteloso y muy prudente», señaló.

La alcaldesa considera «lógico», no obstante, que «la gente se preocupe si es que ha sufrido algún incidente» pero tiene claro que «con estas cosas hay que ser muy cuidadosos» a fin de no generar una alarma social. En este sentido, quitó hierro a las denuncias de los vecinos teniendo en cuenta que en la comisaría de Policía «no hay ningún aumento de denuncias» y que la Policía Municipal «ha constatado que no hay un aumento», aunque sí reconoció un «desgraciado incidente» el día de las fiestas del barrio que achacó a una «gamberrada».

Contenido Patrocinado

Fotos