Merayo asegura que la red de calor no ocupará suelo en Compostilla y que no es contaminante

Instalación de una red de calor por biomasa./
Instalación de una red de calor por biomasa.

La alcaldesa no entiende la negativa de los vecinos a un proyecto que «va a dar servicio y trabajo» en el barrio

CARMEN RAMOS Ponferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, aclaró hoy que la red de calor por biomasa que la Junta de Castilla y León pretende instalar en la ciudad no se ubicará en terrenos de Compostilla. De esta forma, la regidora sale al paso de las críticas lanzadas por la asociación de vecinos que ratificó ayer en asamblea su negativa al proyecto.

«Yo no sé porque dicen en el barrio, yo no sabía que el barrio de Compostilla llegara tan lejos porque esto se va a instalar en los terrenos que estaban reservados para el Parque de la Juventud y no es el barrio de Compostilla, no sé de dónde lo han sacado», indicó.

Merayo anunció, no obstante, que la futura red de calor sí dará servicio a esta zona de la ciudad, dado que permitirá renovar toda la instalación de calefacción y de agua caliente sanitaria del colegio de Compostilla. En este sentido, no ha dudado en llamar a los vecinos a la reflexión.

Asimismo, quiso dejar claro que no provocará daños al medio ambiente. «No va a haber contaminación», subrayó la regidora municipal que aseguró que no entiende el rechazo a una central de calor «que va a eliminar calderas contaminantes, que va a dar servicio al barrio de Compostilla y que va a dar trabajo», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos