El informe de Educación concluye que «no está probado» que el profesor del San Ignacio agrediera a una alumna en el comedor

Colegio Diocesano San Ignacio./
Colegio Diocesano San Ignacio.

La Junta urge a la dirección del colegio a que realice un seguimiento e insiste que sólo la dirección podría tomar medidas al ser un centro privado

CARMEN RAMOS Ponferrada

El informe realizado por la Inspección de Educación en Ponferrada a instancia de la Dirección Provincial concluye que «no está probado» que el profesor del Colegio Diocesano San Ignacio cometiera una agresión contra una alumna de seis años en el comedor del centro tal y como denunció la madre, según confirmaron hoy desde la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León.

Es el resultado de la investigación abierta por los responsables educativos en la comarca para aclarar los pormenores del supuesto incidente ocurrido el pasado mes de febrero tras la denuncia presentada ante la Comisaría de la Policía Nacional de la capital berciana por la madre de la pequeña en la que aseguró que la presunta agresión se produjo a raíz de que la niña no quiso ingerir la comida que se le había servido y el docente le habría obligado a comérsela.

No obstante y pese a las conclusiones del informe, desde la Consejería de Educación han explicado que han dado indicaciones a la dirección del centro educativo para que no dé carpetazo al asunto y continúe con las labores de seguimiento del tema y del propio docente. «Se ha urgido al centro a que siga el tema y continúe la vigilancia sobre el profesor», indicaron las mismas fuentes.

Cabe recordar que una vez conocida la denuncia la Dirección Provincial de Educación solicitó también un informe a los responsables del San Ignacio para aclarar lo sucedido y depurar responsabilidades en el caso de que las hubiera.

No obstante, desde la Consjería insisten en que por parte de la Administración regional no se puede tomar ninguna medida contra el docente, como podría ser la apertura de un expediente disciplinario, al tratarse de un centro privado, por lo que es una decisión que está en manos del colegio. «La decisión no es de la Junta sino que es del propio centro al ser privado», subrayaron.

Contenido Patrocinado

Fotos