Herrera subraya que Castilla y León dispone del 22% del potencial de producción eléctrica con energías renovables de España

Herrera, en su visita a la planta de producción de LM Wind de Ponferrada./César Sánchez
Herrera, en su visita a la planta de producción de LM Wind de Ponferrada. / César Sánchez

El presidente de la Junta reivindica el papel de la Comunidad como «la primera en la trinchera de la lucha frente al cambio climático»

D. ÁLVAREZ

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, destacó este miércoles Castilla y León dispone del 22 por ciento del potencial de producción eléctrica con energías renovables de España, durante su visita a la planta de producción del líder mundial en fabricación de palas eólicas, LM Wind Power, en Ponferrada. Herrera, que acudió acompañado de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, subrayó que la «apuesta por las energías limpias» se traduce en que los 233 parques eólicos y sus más de 4.000 aerogeneradores representan casi una cuarta parte de la potencia instalada en el conjunto del país en cuanto a la producción energética a partir del viento.

En ese sentido, el presidente reivindicó el papel de la Comunidad como «la primera en la trinchera de la lucha frente al cambio climático» y recordó «a aquellos que se ponen intransigentes con lo verde» que los bosques de Castilla y León son responsables de prácticamente el 20 por ciento de la captación de dióxido de carbono (CO2) en España.

Esfuerzo tecnológico

Por otro lado, Herrera remarcó que la Comunidad alcanzó en el último año la quinta posición entre las autonomías españolas en cuanto al esfuerzo tecnológico, que mide la relación entre la inversión en investigación y desarrollo (i+D) y el producto interior bruto (PIB). Por delante de Castilla y León se sitúan Madrid y Cataluña, así como las dos comunidades forales: Esukadi y Navarra.

En esa línea, el presidente de la Junta destacó que el sector de fabricación de componentes para la industria eólica ofrece un total de 3.000 empleos directos en las 30 empresas instaladas en la Comunidad, siete de ellas en la provincia de León. Al respecto, Herrera destacó el «buen momento» de la planta de LM en Ponferrada, que trabaja «a plena actividad» con un total de 730 trabajadores.

Tras facturar el año pasado cerca de 100 millones de euros, Herrera recordó la «durísima crisis» que la planta vivió en el año 2011. «Esta planta estuvo en peligro de desaparecer», insistió el presidente de la Junta, que destacó el «coraje y esfuerzo» de la empresa y de sus trabajadores y «el apoyo de las instituciones» como factores determinantes para que la empresa saliera de aquel bache.

Expectativas positivas

Por su parte el presidente de General Electric Iberia, el leonés Daniel Carreño, destacó las «expectativas positivas» de la compañía, que dispone, según avanzó, de «una cartera de trabajo importante, sustancialmente superior a los últimos años». El que es uno de los mayores grupos industriales del mundo, con más de 300.000 empleados en 190 países, completó en el mes de abril la adquisición de LM.

Al respecto, Carreño agradeció el «papel crucial» de la Junta como «administración pública cercana» que ha ayudado a la empresa en asuntos como las infraestructuras o el trasvase de conocimiento con la universidad. «El talento es el futuro», recordó Carreño, que destacó que «la innovación forma parte del ADN» de General Electric, desde que Thomas Alba Edison creara la empresa hace más de 125 años.

En la actualidad, el grupo dispone de más de 3.500 empleados en España, que trabajan en la fabricación de componentes para sectores críticos como la energía, la salud o el transporte áereo. La «apuesta decidida por la innovación» se traduce, además, en una inversión de más de 6.000 millones al al año en i+D.

Contenido Patrocinado

Fotos