Habitación 217

Cinco artistas vinculadas al Bierzo integran la expedición que la galería Dosmilvacas de Ponferrada enviará a la feria Hybrid que tendrá lugar en un hotel de Madrid del 23 al 25 de febrero

Las artistas bercianas Mónica Ezquerra, Bea Romarty, Reme Remedios y 'el abrelatas', que participan en la feria de arte Hybrid de Madrid. /César Sánchez
Las artistas bercianas Mónica Ezquerra, Bea Romarty, Reme Remedios y 'el abrelatas', que participan en la feria de arte Hybrid de Madrid. / César Sánchez
DAVID ÁLVAREZ

¿Cómo se meten dos mil vacas y cinco artistas en una habitación de hotel?”. La respuesta a esta pregunta en forma de chiste se encuentra en la feria internacional de arte emergente Hybrid, que se celebrará en el hotel Petit Palace Santa Bárbara de Madrid entre el 23 y el 25 de febrero.

En su segunda edición, el evento, que utiliza las habitaciones del inmueble como espacios de muestra, contará con la participación de cinco artistas vinculadas a la comarca del Bierzo -El Abrelatas, Virginia Calvo, Mónica Ezquerra, Reme Remedios y Bea Romarty- que se agruparán bajo el paraguas de la galería Dosmilvacas de Ponferrada en la habitación 217.

Reme, que además de artista es la propietaria de la galería invitada al evento, explica que Hybrid nace como evento vinculado a la Semana del Arte de Madrid. “Es una feria que trata de ser alternativa, en cuanto al espacio de exposición y a los proyectos que se muestran”, asegura la creadora, que subraya la “paradoja” de que Hybrid integre en las actividades de la Semana del Arte a “artistas emergentes que no tenían cabida dentro del circuito”.

Un total de 30 galerías y colectivos de seis países -España, Reino Unido, Suiza, Alemania, Italia y Venezuela- presentarán en la feria sus diferentes propuestas creativas, que se basan en la “hibridación de disciplinas” artísticas de todo tipo. Así, los nuevos lenguajes y formas de creación podrán mostrarse de una manera fresca en este atípico espacio de exhibición “que remite a lo íntimo y a lo doméstico”.

Las artistas bercianas valoran que el reducido tamaño del lugar “permite una mayor conexión con el público y también con otros artistas y galerías”, destaca Reme, que recuerda que un ambiente de ese tipo es difícil de encontrar en Ponferrada. La presencia de una cama en el espacio de muestras también liga a Hybrid con “el mundo de los sueños y el inconsciente”, así como con las tesis feministas del ensayo 'Una habitación propia', de la escritora británica Virginia Woolf.

Reme admite que “en un grupo de mujeres se crean sinergias especiales” y no descarta la posibilidad de llevar a la feria una pieza de arte colaborativa en la que colaboren las cinco artistas, pero atribuye a la casualidad que todas ellas sean del sexo femenino. “Están convocadas por la coherencia de su obra, no es buscado que tengan que ser mujeres”, explica la propietaria de Dosmilvacas, que insiste en “la importancia del proceso creativo como experiencia transformadora”.

La feria completa su propuesta con un extenso programa de actividades paralelas, en las que público y creadores podrán interactuar en los numerosos debates, mesas redondas, conciertos y 'performances' programados durante los tres días de duración del evento. Además, los organizadores reservaron espacio en las escaleras y los accesos del hotel para proyectos artísticos efímeros, así como una habitación que ocuparán cinco jóvenes artistas seleccionados por el programa de apoyo a la cultura Impulsarte, patrocinado por la cadena hotelera.

A la conquista de Madrid

En cuanto al material concreto con el que pretenden lanzarse a la conquista artística de la capital, Bea Romarty explica que sus obras consistirán en una serie de fotografías de su último proyecto, basado en la reinterpretación de mitos clásicos y en piezas de cerámica en las que “la forma está impregnada de gesto y dinamismo”. Esas composiciones, con esmaltes que recuerdan a la pintura expresionista y la introducción de elementos naturales o artificiales, buscan “romper los límites tradicionales” de la disciplina, con “la naturaleza como eje vertebrador” y la experimentación y la ironía como motivos creadores.

Por su parte, Reme acudirá a Hybrid con una serie de dibujos a rotulador en los que la artista repasa una parte de su historia familiar, mezclando las evocadoras imágenes de un álbum de recuerdos con las enseñanzas de la maestra hindú de meditación Dipa Ma, con quien asegura sentirse “conectada”. “El camino del rotulador y el 'mantra' no se detienen”, explica Reme, que defiende la “honestidad” de la técnica utilizada para transmitir la idea de “una línea continua que no cesa”.

Además, la necesidad de que el formato de la obra fuera pequeño fue otro de los condicionantes para elaborar la serie de dibujos a rotulador, que se complementarán con una colección de pequeñas pinturas en acrílico sobre lienzo basadas en las mismas imágenes. “Tengo un interés especial en que esta serie se pueda ver y en observar las reacciones del público al contemplarla”, asegura.

En una línea diferente se mueven las creaciones de El Abrelatas, pseudónimo bajo el que se esconde esta diseñadora e ilustradora originaria del municipio de Priaranza del Bierzo y cuya labor artística está vinculada al mundo de la marca comercial y la infografía. En ese terreno intermedio nace 'Murder types', un proyecto que vuelve a Madrid, donde ya estuvo expuesto en la sala Siroco, para participar en Hybrid.

La creación rinde homenaje a William Morris y Joaquín Ibarra, dos maestros de la tipografía y es fruto de una colaboración con su pareja. Él se encargó de redactar relatos cortos de intriga que ella ilustró, haciendo protagonista a la tipografía. El proyecto se elaboró a mano con la técnica de serigrafía en el taller pontevedrés La Platanera y su resultado, en forma de láminas originales y un libro con las 26 letras del abecedario, se podrá ver en la muestra madrileña.

Por otro lado, la salmantina afincada en el Bierzo, Mónica Ezquerra, más conocida como srta M, llevará a la feria una serie de 'collages' en blanco y negro, con la “condición autoimpuesta” de que estén formados únicamente por dos piezas. En ese sentido, 'Opus nigrum' nació del “reencuentro enriquecedor y descarnado” con una técnica “realmente analógica y táctil” después de trabajar en otras disciplinas como la fotografía digital o el vídeoarte. “Trabajar con el ordenador no me daba sensación de realidad sobre lo que estaba creando”, recuerda Mónica.

Sus piezas, con un claro predominio del color negro, buscan el encaje “casi furtivo” de las piezas para expresar “pulsiones animales y emocione primitivas” ligadas a temáticas como la sexualidad, el erotismo o la muerte.

Por último, Virginia Calvo se presentará en Hybrid con una muestra de su trabajo elaborado a partir de materiales de costura, como telas, hilos, tijeras, papel o alfileres. “Sus obras suponen una reivindicación feminista y de los buenos tratos”, explica Reme, que asegura que “son puntadas que buscan sanar esa herida que acarreamos las mujeres como colectivo”. La artista berciana, residente en Madrid, presentará en la capital dos obras de gran formato en tela, con la filigrana como motivo principal, así como varios dibujos que incorporan elementos propios de la naturaleza.

Temas

Madrid

Contenido Patrocinado

Fotos