La Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad critica el desalojo de los encerrados en el Hospital del Bierzo

Consideran que supone «un paso más en el recorte de libertades en el Estado español»

ICAL

La Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (Cas) criticó hoy el desalojo del encierro que desde hace casi dos meses mantenían miembros de la Asamblea de Usuarios por la Sanidad Pública del Bierzo y Laciana y consideró que la decisión de los responsables de Sacyl supone “un paso más en el recorte de libertades en el Estado español”. Cas insistió en que el desalojo supuso “reprimir a aquellas personas que solidariamente se han unido, para luchar contra la privatización de la sanidad, y para exigir una atención sanitaria de calidad para todos”.

En ese sentido, Cas recordó que las demandas de los encerrados tienen que ver con las “interminables listas de espera”, con la derivación de pacientes públicos a los centros privados o con las “insuficientes” plantillas de trabajadores. En la misma línea, criticaron “la introducción de mecanismos empresariales, como la gestión clínica, en varios servicios, con el objetivo, no de mejorar la atención sanitaria de la población, sino de reducir el coste medio por paciente”.

Por otro lado, Cas reprochó el “silencio” de ?plataformas institucionales?, que a su juicio, “dicen defender la sanidad pública, pero que no reclaman la derogación de la legislación que permite su privatización, y de las que forman parte incluso grupos políticos, sindicales y sociales que aprobaron y apoyaron en su día las leyes privatizadoras”, aseguraron, en referencia a la Plataforma por la Sanidad Pública del Bierzo.

Fotos