EN BUSCA DE LA FELICIDAD

La actriz berciana Raquel Mirón forma parte del reparto de 'Felicidad', un montaje de la compañía madrileña 'Tenemos Gato, que plantea una fábula realista sobre el amor, la maternidad, el paro y las relaciones humanas que llega a la Sala Río Selmo el próximo sábado día 24 dentro del ciclo Mu_danza

'Felicidad' se pone en escena este sábado en la Sala Río Selmo de Ponferrada./
'Felicidad' se pone en escena este sábado en la Sala Río Selmo de Ponferrada.
ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

'Felicidad' es un montaje de la compañía madrileña 'Tenemos Gato' que plantea una fábula realista sobre la felicidad, pero también sobre el amor, la maternidad, el paro y las relaciones humanas. En el reparto, cabe destacar la presencia de la actriz berciana Raquel Mirón. La obra se podrá ver en la Sala Río Selmo el próximo sábado, 24 de marzo (20.30 horas), dentro del ciclo Mu_danza.

Raquel Mirón, actriz nacida en Toreno que se formó en la escuela de Cristina Rota, comparte escenario en este montaje con Enrique Asenjo, Homero Rodríguez Soriano y Cristina Rojas, que también dirige esta pieza estrenado en el Festival de Teatro de Málaga y que ha estado haciendo temporada en el Teatro Lara y en La Sala Mirador.

Felicidad es una reflexión teatral sobre el intento de ser feliz en la tardía madurez de hoy. ¿Era así cómo imaginábamos nuestra vida? ¿era esto lo que me apetecía hacer? Creía que el hombre de mi vida iba a creer en el amor verdadero ¿debo ser madre? Un texto base. Cuatro actores. Unas improvisaciones. Una reescritura. Unos ensayos. Más ensayos. Unas músicas. Una escenografía. Unas luces. Un vestuario. Una coreógrafa. Más ensayos. Y mucho amor. Felicidad.

La crítica ha acogido con grandes elogios este montaje que ha tenido un gran recorrido en el off madrileño, calificándolo de un "trabajo valiente que exhibe hasta al fondo la cocina del proceso escénico" a través de una poética tan sencilla y común como exigente y rigurosa. Para algunos especialistas, Felicidad es "una manera distinta de hacer teatro. Ni una pizca de impostura, todo destilaba realidad y verdad" o han señalado que estamos ante un " lobo con piel de cordero, un drama que tenemos gato viste de comedia".

"Personajes fieramente humanos e imperfectos, como cualquiera de nosotros. Dan ganas de abrazarles y acompañarles, de ayudarles a arreglar sus vidas", escribió Miguel Ayanz y "Diálogos inteligentes que atrapan de principio a fin a los asistentes", según Mayelit Valera.

Contenido Patrocinado

Fotos