Leonoticias

Educación aclara que no hay escasez de alimentos en los comedores de Compostilla y Jesús Maestro de Ponferrada

  • Fuentes de la Consejería señalan que no hay quejas registradas acerca del servicio

La Consejería de Educación aclaró este viernes que en los comedores escolares de los colegios Compostilla y Jesús Maestro de Ponferrada no hay escasez de alimentos, tal y como denuncian las Ampas de ambos centros educativos. En la misma línea, fuentes de la Consejería señalaron a Ical que la aplicación con la que el departamento gestiona el servicio de comedor escolar en la Comunidad no ha registrado ninguna queja relacionada con el servicio.

En ese sentido, los responsables de Educación recordaron que en el colegio Compostilla la asistencia media al comedor escolar es de 36 alumnos. En los días de mayor afluencia, la cifra se eleva hasta 38 comensales, lo que implica que prácticamente no hay variación en el número de asistentes o que ésta es mínima.

Además, las mismas fuentes señalaron que las incorporaciones esporádicas de alumnos al servicio se suelen dar con anticipación, mientras que las cancelaciones se producen el mismo día. «En cualquier caso, hay comida para todos», señalaron.

Hoy mismo, el Ampa del centro reivindicó, a través de un comunicado público, una mejora «inmediata» de la calidad del servicio de comedor escolar. y criticaron que los menús del comedor escolar «llegan desde León cada semana, por lo que no se puede aumentar la cantidad de comida existente». «Esto supone que los niños que acuden de forma esporádica a comer obligan a repartir todas las raciones entre los escolares que acuden al comedor de forma habitual, lo que supone una drástica merma en la cantidad de alimento que cada niño recibe», explicaron.

Jesús Maestro

En cuanto a la situación que atraviesa el colegio Jesús Maestro, la Consejería reiteró que no tiene constancia de que existan quejas relacionadas con el servicio aunque admite que los padres iniciaron la semana pasada las cancelaciones de asistencias ante los preparativos de la protesta. En su comunicado, el Ampa aseguraba haber enviado una carta a la empresa suministradora del servicio para poner de relieve una situación que calfican de «grave».