Leonoticias

Pepe Álvarez sostiene que la división de Industria y Energía en dos ministerios traerá «más lío y más burocracia» al sector minero

  • El líder confederal de UGT considera que el carbón debe defenderse como «una cuestión de Estado»

El secretario general confederal de UGT, Pepe Álvarez, advirtió este miércoles en Ponferrada que la división de las carteras de Industria y Energía en dos ministerios diferentes sólo traerá «más lío y más burocracia» a la situación crítica que atraviesa la minería. «No vamos a perder tiempo en los galimatías de una administración que alguien quiere que sea ineficiente», explicó el líder sindical, que exigió la convocatoria «inmediata» de la Mesa de Seguimiento del Plan del Carbón tras reunirse con los representantes sindicales del sector.

En ese sentido, Álvarez lamentó la «falta de interlocución» y la «cerrazón» de una administración que ha incumplido sistemáticamente el Plan del Carbón 2013-2018. «Las comarcas mineras necesitan una alternativa, no se pueden continuar escondiendo», espetó el líder de UGT, que apostó por «sumar los esfuerzos de los ayuntamientos y de la Junta» para revertir la situación. «Tenemos que hacer posible que los jóvenes de estas comarcas tengan la oportunidad de quedarse aquí a trabajar», explicó Álvarez, que avanzó que el objetivo del sindicato es «reivindicar las políticas que lo hagan posible».

En esa línea, Álvarez consideró que «el país tiene que reflexionar a fondo y repensar el programa para la minería». «El carbón no es una cuestión sólo de puestos de trabajo. Es una cuestión de Estado», aseguró. Al respecto, el líder sindical recordó que la reciente crisis nuclear francesa o las oscilaciones del precio del crudo dan una idea acerca de la importancia de un sector clave para garantizar el suministro energético en el país.

Acuerdo estatal por la industria

Respecto al nuevo Gobierno de España, Álvarez consideró que la propia composición del Gobierno no les permite ser "optimistas». «El Ministerio de Industria es imposible de entender sin las responsabilidades de Energía», explicó, y calificó de «desastrosa» la división de esas áreas. «Así es imposible que el país desarrolle un plan de industria serio», lamentó.

En ese sentido, el líder de UGT apostó por «articular un acuerdo estatal por la industria». «Las comarcas mineras no tendrán futuro y no seremos capaces de generar actividad económica y puestos de trabajo dignos sin el sector industrial», advirtió.