Leonoticias

Una segunda oportunidad para encontrar trabajo

  • El Consejo Comarcal del Bierzo pone en marcha dos nuevos programas mixtos de formación y empleo en los ámbitos turístico y sociosanitario destinados a 24 personas

El Consejo Comarcal del Bierzo ha puesto este miércoles en marcha dos nuevos programas mixtos de formación y empleo, que servirán para que 24 personas se formen durante los próximos nueve meses en materias como la promoción turística y la atención sociosanitaria a domicilio. Los alumnos, que cobrarán durante ese período 576 euros al mes -una cantidad equivalente al 75 por ciento del salario mínimo interprofesional-, cuentan con esta herramienta para «encontrar un puesto de trabajo estable en la comarca», explicó Patricia Serrano, participante en el programa Lembranza.

Lembranza es el primero de los dos programas que hoy quedaron inaugurados y en el que los participantes deberán asistir a sesiones teóricas que se completarán con trabajo remunerado hasta el próximo 31 de julio. El programa está centrado en la atención domiciliaria a personas dependientes y cuenta con la participación de doce personas. «Es una manera de apostar por el medio rural», destacó el presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel. El alumnado del programa realizará las prácticas remuneradas en los domicilios de personas dependientes que vivan en el ámbito rural de cualquier municipio de la comarca, a excepción de Ponferrada.

Patricia, de 32 años, espera que el programa le sirva para completar su formación en la rama sociosanitaria, en la que ya ha trabajado como auxiliar de enfermería en diversos centros médicos. «Ahora tengo la oportunidad de encarar mis estudios a la atención domiciliaria», subrayó. En situación de desempleo desde finales del mes de septiembre, Patricia recordó el camino que la llevó a inscribirse en el programa. «Me había ido a informar para una oferta de atención domiciliaria. Al cabo de cuatro días, me mandaron una carta del Ecyl que me avisaba de este proyecto», añadió.

Información turística

El otro programa que arrancó este miércoles es el proyecto Berizum, destinado a la promoción turística local y a la información al visitante. Juan Carlos Catoeira es uno de sus doce participantes. Este diplomado universitario en biblioteconomía, de 47 años, confió que el programa le sirva para poner en práctica una de sus cualidades profesionales. «Me gusta mucho relacionarme con la gente y poder explicar los conocimientos que tengo. Espero formarme a nivel turístico y poder trabajar de esto», explicó. Sin un trabajo estable desde mediados del mes de junio, Juan Carlos valoró que un tutor del Consejo Comarcal le pusiera sobre la pista de los programas de formación.

En ese sentido, el alumnado de Berizum trabajará en puntos de información al visitante dependientes del Patronato de Turismo del Consejo, como el Centro de Recepción de Visitantes de Las Médulas, el Centro de Interpretación del Castro de Chano o el Pozo Julia de Fabero, así como en las oficinas de turismo de Cacabelos, Molinaseca, Ponferrada, Puente de Domingo Flórez, Vega de Espinareda y Villafranca del Bierzo. También participarán en ferias como Biocastanea, Intur o Fitur, según avanzó el presidente comarcal. Al término del curso, los alumnos recibirán un certificado profesional de promoción turística local. «A nadie se le escapa que tenemos un potencial turístico importante», resaltó Álvarez Courel.

Inserción laboral

Con los dos programas formativos, anteriormente conocidos como talleres de empleo, inaugurados en el día de hoy, el Consejo Comarcal del Bierzo suma un total de 14 proyectos encarados al empleo, por el que han pasado 171 personas en los últimos nueve años. La inserción laboral de los programas ronda el cien por cien, aunque «en la mayoría de los casos con contratos temporales», explicó el presidente del Consejo.

La puesta en marcha de los cursos también permitió contratar a una coordinadora, junto a cuatro docentes a jornada completa y otro a medio jornada que se ocuparán de la formación de los alumnos. El presupuesto de cada uno de los talleres es de 194.000 euros, de los cuales el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECyL) subvenciona 138.000, algo más de un 70 por ciento. El resto de fondos los aporta el Consejo Comarcal.

El objetivo de los cursos es «ayudar a que las personas desempleadas adquieran competencias para acceder con mayor facilidad al mercado laboral», explicó Álvarez Courel. En esa línea, el presidente comarcal recordó que en el proceso de selección influyeron variables como la de ser parado de larga duración, menor de 35 años, mayor de 45, o aspectos como carecer de prestación, tener cargas familiares o sufrir riesgo de exclusión social.