Leonoticias

La mujer no portaba el dispositivo de control en el momento de la agresión

La mujer no portaba el dispositivo de control en el momento de la agresión
  • El Juzgado de Ponferrada defiende que el estado de libertad, con vigilancia telemática, del presunto autor de los hechos se debe a que «la mujer no acreditó ningún mensaje del acusado y ya existían medidas de control»

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada, competente en materia de Violencia de Género, se ha pronunciado con respecto al caso de la mujer, natural de Fabrero, y la denuncia interpuesta a su ex pareja, por el presunto secuestro y agresión con líquido abrasivo en la vagina.

En la información remitida por el Juzgado de Ponferrada, se expone que se inició un procedimiento de investigación sobre lo ocurrido, el cual «aún se encuentra abierto» y se ha dictado una orden de protección con alejamiento.

Posteriormente, la mujer denunció que esa orden había sido quebrantada y el Juzgado reabrió una investigación y decide enviar a prisión provisional el hombre. En ese momento, la defensa solicitó la libertad por falta de pruebas. «El Juzgado decreta la libertad el viernes pasado e impone al hombre la medida de llevar la pulsera telemática que controla la aproximación a la mujer».

La mujer denunció ese mismo sábado que su ex pareja le había enviado un mensaje y solicitó de nuevo su ingreso en prisión. Sin embargo, este mensaje no fue acreditado por la denunciante en una comparecencia celebrada este lunes. Ante la situación, «el Juzgado no decreta la prisión, ya que existe la medida de control de la pulsera telemática».

Desde el Juzgado de Ponferrada se defiende que la pulsera del hombre no avisó de la proximidad «porque la mujer no llevaba el dispositivo de control correspondiente».

La Guardia Civil está investigando lo ocurrido la pasada noche y, una vez que concluya el atestado, remitirá la información al Juzgado.