Leonoticias

Visto para sentencia el juicio contra el profesor del Campus por un presunto delito de acoso sexual

Imagen de una de las vistas orales del juicio.
Imagen de una de las vistas orales del juicio.
  • Fiscalía y acusación particular mantienen la petición de un año y siete meses de prisión, diez de inhabilitación y una indemnización de 6.000 euros, mientras que el acusado ha defendido su inocencia

El juicio contra el profesor del campus de Ponferrada acusado de un presunto delito de acoso sexual por una alumna de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Agrarias de la Universidad de León ha quedado visto para sentencia.

En la última sesión celebrada este miércoles en el Palacio de Justicia de Ponferrada se han concluido las pruebas que quedaban por practicar con la testificación de la última testigo, que puso encima de la mesa nuevos nombres de dos chicas que supuestamente también sufrieron insinuaciones del profesor.

En el juicio también se escuchó una grabación realizada por una de las chicas en el despacho del acusado y finalmente tuvieron lugar las conclusiones de las partes. La Fiscalía pidió que, además de la denuncia de la alumna, se tuvieran en cuenta a las otras chicas, «cinco víctimas», puesto que dos de ellas habían denunciado pero la Audiencia Provincial alegó que ya habían prescrito. Por su parte, la defensa del profesor pidió su libre absolución y aseguró que si la sentencia es condenatoria pedirán su nulidad a causa del cambio en la tipificación del delito, al considerar que se ha vulnerado el derecho de defensa. Por último, el acusado se dirigió al Tribunal para declararse inocente.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular mantienen la petición de un año y siete meses de prisión y diez de inhabilitación. En cuanto a la indemnización, ha habido un cambio en el fiscal para igualarla a lo que reclamaba el letrado de la denunciante, es decir, 6.000 euros más 500 por los gastos de las consultas con el psicólogo.

Cabe recordar que en la primera sesión del juicio el Ministerio Fiscal solicitó que se introdujera también un delito continuado de abuso de la función pública, por lo que se elevó la petición de condena inicialmente fijada en seis meses a un año y siete meses de cárcel y 10 años de inhabilitación absoluta.

El caso

Los hechos ocurrieron presuntamente hace diez años, cuando el profesor de la Escuela de Ingenería Agraria, R.J.P., utilizó supuestamente su autoridad como docente para reclamar favores sexuales a una alumna, en aquel momento de 20 años, durante dos cursos, 2006-07 y 2007-08 a cambio de mejorar sus calificaciones.

La actuación de la Fiscalía de Área se produjo después de que la Universidad de León le elevara la denuncia. Inicialmente fueron varias alumnas que denunciaron los hechos pero finalmente sólo una de ellas optó por llegar a los tribunales. De aquí pasó al Juzgado de Instrución número 5 de Ponferrada que tras la instrucción lo remitió otra vez a la Fiscalía para las calificaciones.