Leonoticias

Ponferrada aprueba indemnizar con 1,48 millones de euros a la empresa concesionaria del transporte urbano

  • El pleno aprueba el reconocimiento extrajudicial de crédito con los votos a favor de PP, CB, C's y PRB

El pleno del Ayuntamiento de Ponferrada aprobó hoy un reconocimiento extrajudicial de crédito por valor de 1,48 millones de euros en concepto de indemnización con destino a la empresa concesionaria del servicio de autobuses urbanos de la ciudad. La aprobación del gasto, correspondiente al ejercicio 2015, es consecuencia de la extinción, en el año 2012, del contrato que regía el servicio, que se presta desde entonces por causas de interés general por la última empresa concesionaria.

En ese sentido, el reconocimiento extrajudicial de crédito incluye 1,16 millones de euros como compensación económica en concepto de responsabilidad patrimonial para evitar que el Ayuntamiento sea acusado de enriquecimiento injusto por la prestación del servicio. El resto de la cantidad, 318.000 euros, corresponden a la amortización de las inversiones que realizó la empresa. La propuesta se aprobó con los votos a favor del PP, Coalición por el Bierzo (CB), Ciudadanos (C's) y el Partido Regionalista del Bierzo (PRB). El grupo municipal de USE Bierzo se abstuvo, mientras que PSOE y Ponferrada en Común (PeC) votaron en contra.

Durante su turno de intervenciones, el portavoz del PRB, Tarsicio Carballo, recordó el “compromiso del Ayuntamiento” para reconocer esta deuda, aunque argumentó que “no podemos seguir indefinidamente así”, en referencia a los cuatro años de prórroga que suma el contrato. En la misma línea, la portavoz de C's, Rosa Luna, se mostró partidaria de reconocer la deuda y lamentó que la causa de ese reconocimiento tiene que ver con que “no tenemos los deberes bien hechos”. Luna apostó por “sacar a licitación el servicio en cuanto se pueda” y llamó a la colaboración de todos los grupos para “empezar a encauzar el asunto”.

En el bando de los críticos con la aprobación del reconocimiento, el portavoz socialista, Olegario Ramón, recordó que “los autobuses de Ponferrada circulan por las tinieblas de la alegalidad desde hace cuatro años”. Ramón aludió a los “reparos” de su grupo respecto a esta situación como motivo para justificar su voto en contra y lamentó que “un año más tarde, seguimos teniendo el problema sobre la mesa”. “Lo esencial es que nos pongamos a trabajar sin dilación”, espetó. En ese sentido, el portavoz de PeC, Miguel Ángel Fernández, insistió en la propuesta presentada por ambos grupos en favor de la gestión directa del servicio por parte del Ayuntamiento, para evitar que se siga produciendo lo que calificó de “sangría al Ayuntamiento y a los ciudadanos de Ponferrada”.

Al respecto, el portavoz de CB, Pedro Muñoz, recordó que “el Ayuntamiento no puede asumir temporalmente el servicio porque el plan de ajuste lo impide” y reiteró que la propuesta de PeC y PSOE llegó “cuando el pliego para la licitación del nuevo contrato ya está casi redactado”. “Podía haber sido antes”, reprochó Muñoz, que definió la deuda contraída por el consistorio como “vía crucis de pagos”.

Por su parte, el portavoz de USE Bierzo y exalcalde de la ciudad, Samuel Folgueral, recordó que durante su etapa al frente del Ayuntamiento, los servicios del consistorio prepararon un contrato puente de dos años, que serviría para abordar la posibilidad de tener un servicio regular de transporte metropolitano, aprovechando la entrada en vigor del modelo de áreas funcionales. Según Folgueral, un ente mancomunado prestaría el servicio durante esos dos años.

Al respecto, la portavoz del PP, Amparo Vidal, reprochó al exalcalde que ese contrato estaba vinculado a la venta del solar del antiguo cuartel de la Guardia Civil, una venta que aún no se ha producido. “El equipo de Gobierno está intentando sacar adelante este pliego para sacar una nueva licitación y acabar con esta situación de alegalidad, para que ésta sea la penúltima vez que tengamos que traer este reconocimiento extrajudicial al pleno”, sentenció Vidal.