Leonoticias

El muro de la muerte

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica inicia las labores de sondeo en el antiguo cementerio de Ponferrada.
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica inicia las labores de sondeo en el antiguo cementerio de Ponferrada. / César Sánchez
  • La ARMH busca en el antiguo cementerio del Carmen de Ponferrada los restos de dos víctimas de la dictadura franquista | En su conjunto en esa zona podría haber 200 restos | Los primeros trabajos consisten en delimitar el camposanto civil

Un equipo de voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha iniciado este miércoles la búsqueda de una fosa común en el antiguo cementerio del Carmen de Ponferrada, que podría albergar los cuerpos de dos víctimas de la dictadura franquista, asesinados en la capital berciana en 1942.

«Lo primero que tenemos que comprobar es dónde estaban los límites del cementerio civil, que era un espacio apartado del cementerio sagrado, y que es dónde nos han indicado que podría estar la fosa», explicó el arqueólogo de la ARMH, René Pacheco, encargado de las excavaciones.

En ese sentido, las actuaciones de delimitación del terreno tienen que ver con la información que la ARMH ha podido recopilar de entre la documentación histórica consultada en el Archivo Parroquial de la Basílica de la Encina, que ha permitido a las familias de Antonio Fernández Guerrero y José Canedo Fernández, vecinos de la localidad de Quilós, reclamar sus restos mortales.

Ambos fueron fusilados en las tapias del camposanto ponferradino el 21 de mayo de 1942 cuando contaban con sólo 25 y 26 años de edad, respectivamente, acusados de un delito contra la seguridad del Estado por colaborar con los grupos de resistencia a la dictadura. «Después del año 42, cuando los matan, el cementerio de Ponferrada se amplió y se construyeron nichos en la parte sur, por lo que tenemos que comprobar los movimientos que ha sufrido esta zona», explicó Pacheco.

En su conjunto, según se ha advertido desde responsables de la Memoria Histórica, podría haber hasta dos centenares de represaliados en la zona.

Por el momento, las labores arqueológicas avanzan con dificultad debido a la aparición de numerosos escombros, cableado eléctrico y los cimientos de los antiguos muros de contención. «De momento no están apareciendo restos, pero tenemos que buscar justo en la zona que nos marcan, pegados al muro sur y en posición oeste-este, en paralelo al muro», ha asegurado.

En esa línea, el responsable de las excavaciones se mostró «cauto” sobre el posible hallazgo de los restos, debido al traslado del cementerio en el año 1954. «No sabemos si esos cuerpos, que no fueron reclamados, fueron transportados al nuevo cementerio de Montearenas, puede ser que ya no estén aquí, pero nuestro trabajo es comprobarlo», aseguró Pacheco.

Al respecto, el responsable de las prospecciones avanzó que la duración de los trabajos «depende de lo que encontremos». «Tardaremos un día o dos en saber si hay enterramientos y, si encontráramos la fosa, alargaríamos un par de días mas», explicó Pacheco, que recordó que «dentro de los cementerios, los restos suelen estar muy bien conservados», por lo que adelantó que la hipotética exhumación no revestiría gran dificultad.

Las labores arqueológicas cuentan con la participación de personas voluntarias llegadas de varios puntos de España y atrajeron este miércoles la atención de los vecinos que transitaban la zona, cercana al emplazamiento donde actualmente se levanta el Albergue Parroquial San Nicolás de Flüe.