Leonoticias

La Junta instalará cámaras de vigilancia en Las Médulas y en el monte Pajariel para luchar contra la «lacra» de los incendios en el Bierzo

Imagen del incendio que afectó el pasado agosto a la localidad de Corullón.
Imagen del incendio que afectó el pasado agosto a la localidad de Corullón.
  • Suárez-Quiñones recuerda que el sistema ya funciona en provincias como Soria o Zamora

El consejero de Fomento de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, adelantó este jueves que Las Médulas, el monte Pajariel o el entorno de Finolledo son algunas de las ubicaciones que el Ejecutivo autonómico estudia para la instalación de cámaras de vigilancia en los bosques del Bierzo. Suárez-Quiñones, que participó este jueves en los actos de celebración del Día del Bierzo en Ponferrada, recordó que los incendios forestales son «una lacra que ataca al Bierzo especialmente».

En ese sentido, el consejero recordó que el sistema ya funciona en otras provincias de la comunidad como Soria y Zamora, que ya cuentan con sus torres de vigilancia en las que una cámara térmica y otro dispositivo de grabación controlan zonas forestales desde puntos estratégicos. Respecto al Bierzo, Suárez-Quiñones matizó que «aún se están estudiando los detalles del proyecto» pero citó estas ubicaciones como «zonas claves por su orografía y por el ataque constante que sufren».

Además de la alerta temprana, las imágenes registradas por las cámaras de grabación pueden ponerse a disposición de los órganos judiciales, explicó Suárez-Quiñones, que recordó que «las penas con las que el Código Penal castiga estas conductas son muy altas y exigen unas pruebas muy concretas». «Hacia ese objetivo caminan iniciativas como la instalación de cámaras», remachó el consejero, que no descartó la aplicación de «otras medidas tecnológicas para atajar esta situación».

Incendios deliberados

En esa línea, el consejero alertó de que poblaciones como Fabero han registrado 16 incendios deliberados, lo que indica que «hay personas que buscan provocar un desastre medioambiental». Suárez-Quiñones recordó que «hay un par de fuegos activos en el Bierzo, presumiblemente provocados».

El más grave de ellos tiene lugar en el municipio de Benuza, donde el fuego ha arrasado ya cerca de 700 hectáreas de una zona de roble y castaño cercana a las localidades de Llamas y Sigüeya, según los cálculos manejados por el alcalde, Agapito Encina. El regidor explicó que el fuego «quedó prácticamente extinguido por la noche».

Balance de la campaña

Con respecto a los resultados de la campaña de lucha contra los incendios forestales, el consejero apeló a la «prudencia» y destacó que «aún nos queda el mes de septiembre y no sería correcto hacer una valoración hasta que no termine la campaña». Suárez-Quiñones resaltó que «los medios están funcionando» y recordó que la Junta ha mejorado el dispositivo contra incendios con más medios humanos y materiales y una mayor dotación para las tareas que en este campo lleva a cabo el Consejo Comarcal del Bierzo.

«Sigue habiendo fuegos pero vamos conteniendo la situación», resumió el consejero, que esperó que la bajada de temperaturas contribuya a la mejora de las condiciones en los lugares afectados por los fuegos. «Está en la mano de todos ser proactivos en la defensa del medio rural», sentenció Suárez-Quiñones, que hizo un llamamiento a la «responsabilidad» para evitar episodios de este tipo.