Salónica, la Grecia más sorprenderte y vibrante

Vista de Salónica desde el Egeo. /
Vista de Salónica desde el Egeo.

Una ciudad cosmopolita, llena de vida y con mucho encanto que nada tiene que envidiar a la famosa Atenas

ÁLVARO ROMERO

Salónica es la segunda ciudad más importante de Grecia tan solo por detrás de la imponente Atenas. Capital y urbe más importante de la región de Macedonia Central cuenta con una población que supera el millón de habitantes. Una metrópoli costera conocida también comercialmente por ser uno de los puertos más potentes del Egeo, mar que baña sus costas.

Pese a no ser una ciudad muy conocida y mantenerse históricamente a la sombra de Atenas, nada más lejos de la realidad. Salónica o Tesalónica, como también es conocida, es una urbe atractiva con mucho encanto, historia, patrimonio y cultura. Facetas que se descubren recorriendo sus calles y conociendo su casco histórico. Sin olvidar, por supuesto, la animada vida nocturna.

Macedonios, romanos, bizantinos y otomanos poblaron las tierras antes de la formación del reino de Grecia. Civilizaciones que dejaron su huella en cada parte de Grecia en forma de arquitectura civil, religiosa, arte y gastronomía.

El encanto de sus callejones

A primera vista Salónica puede parecer una ciudad desorganizada y caótica, un tanto anárquica. Sin embargo, descubriéndola detenidamente e invirtiendo el tiempo adecuado en conocerla a fondo desmontará las primeras impresiones. Sus pinceladas orientales le diferencian del resto y le aportan una remarcada personalidad.

Paseando por sus calles se pueden descubrir monumentos de los diferentes pueblos que allí se asentaron a lo largo de la historia, excavaciones y ruinas romanas, monasterios bizantinos, iglesias, torres otomanas y baños árabes. Además, desde la parte alta de la ciudad se puede disfrutar de magníficas vistas panorámicas.

La Plaza de Aristóteles es una de las más importantes y centro neurálgico de la ciudad, se sitúa junto al paseo marítimo desde donde se aprecian unas preciosas vistas del Mar Egeo. El paseo marítimo es un lugar perfecto para pasear y contemplar las espectaculares puestas de sol. A pocos metros se encuentra el mercado Kapani, uno de los lugares más animados y tradicionales.

La Torre Blanca es el monumento más destacado de Tesalónica, situada junto al mar, se consolida uno de sus símbolos. La Iglesia de Santa Sofía nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco es el templo religioso por excelencia de la ciudad, de los más antiguos, se levanta entre mosaicos y jardines, siendo uno de los ejemplos de arquitectura bizantina más bellos de Grecia.

No hay que olvidar pasear por el barrio turco de Kastra, descubrir sus peculiares rincones y callejones estrechos con casas de madera, acercarse hasta el Arco de Galerio y el palacio homónimo, el templo romano Rotonda o cualquiera de sus museos. El Museo Arqueológico o el Museo de la Cultura Bizantina dan cobijo a piezas históricas de incalculable valor.

Vida Nocturna

Salónica es una urbe vibrante y joven, ciudad universitaria cuya vida nocturna es uno de sus máximos atractivos. Restaurantes, bares típicos y tabernas se llenan cuando cae el sol, ofreciendo gastronomía tradicional y un ambiente envidiable. En sus platos utilizan productos naturales y autóctonos, muy especiados para potenciar al máximo el sabor.

La zona del paseo marítimo y la Plaza de Aristóteles son dos de las mejores zonas para salir de noche. Cerca de la Torre Blanca se puede disfrutar de los mejores locales de copas y discotecas de la ciudad.

Fotos