Riotinto, un paisaje de otro planeta

Vista del Río Tinto/
Vista del Río Tinto

Aguas de color rojo y un entorno más propio de Marte hacen de la visita a sus minas una experiencia extraterrestre

ÁLVARO ROMERO

Para llegar a Marte no es necesario viajar años luz en una nave espacial. Con acercarse hasta la provincia de Huelva es suficiente. Allí se encuentran, en las estribaciones suroeste de Sierra Morena, las Minas de Riotinto. Un paraje de otro planeta, que ha sido motivo de estudio incluso para la propia NASA, por su más que sorprendente semejanza con el planeta rojo.

Más de 5000 años de explotación minera han convertido a la localidad en un escenario lleno de colores poco habituales para cualquier paisaje, tonos rojos, ocres, amarillos, morados, verdes y grises conviven en armonía en un lugar repleto de impresionantes minas. Tan sorprendente es el paisaje como el cauce del río Tinto que, como su propio nombre indica transporta aguas de color rojizo y anaranjado consecuencia de la alta cantidad de metales pesados, como el cobre y hierro, que hay en él. No hay otro igual en el mundo. La indiscutible belleza del enclave le ha valido para ser nombrado Bien de Interés Cultural y sitio Histórico de Andalucía.

A día de hoy, convertido en atracción turística tras el cierre de la explotación mineral, atrae a miles de turistas que cada año se acercan hasta Huelva para presenciar tan singular entorno. Motivo de admiración incluso para directores de cine, ha acogido el rodaje de varias películas.

Tierra de colores

Las Minas de Riotinto son sin duda un lugar único en el mundo. La vegetación brilla por su ausencia mientras cráteres y montículos de diferentes colores conforman un escenario inhóspito. Antiguas locomotoras y vagonetas abandonadas repletas de óxido decoran el entorno, ayudando a crear el ambiente misterioso que allí se respira. En otra época, cuando la explotación minera todavía era rentable servían de medio de transporte para el mineral extraído, principalmente pirita y calcopirita.

Origen del fútbol en España

Riotinto es un lugar querido por los amantes del fútbol pues fue la cuna del deporte rey en España. En la segunda mitad del siglo XIX los británicos llegaron a la zona, compraron las minas y fundaron Riotinto Company Limited, empresa que las explotó durante años. En los ratos libres el balompié fue el mejor de los entretenimientos para sus empleados. Una huella que no se borrará jamás y que derivó en la fundación del Recreativo de Huelva en el año 1889, el decano del fútbol español.

Visitando el Parque Minero

Conocer el Parque Minero de Riotinto en profundidad es una bonita experiencia. Allí es posible adentrarse en alguna de las minas, la de Peña del Hierro es posiblemente la más destacada, gracias sobre todo a sus más de 200 metros de fascinantes galerías visitables.

Otro de los atractivos más demandados consiste en recorrer el paisaje minero en tren, siguiendo el curso de las aguas rojas del río Tinto, atravesando túneles y puentes. Un total de 12 kilómetros en un convoy liderado por una locomotora a vapor del siglo XIX que arrastra varios vagones de madera.

Descubrir una auténtica casa victoriana inglesa y visitar el famoso museo minero, rincón perfecto para conocer la historia, el funcionamiento y los minerales extraídos en estas galerías, completan a la perfección una visita de otro planeta.

Contenido Patrocinado

Fotos