León gana protagonismo con El Tren del Peregrino y el Expreso de La Robla

Imagen del interior del Transcantábrico./
Imagen del interior del Transcantábrico.

Renfe espera una ocupación del cien por cien en sus trenes turísticos de lujo

EFESevilla | León

Renfe espera alcanzar una ocupación del cien por cien en sus trenes turísticos de lujo -Al Andalus y El Transcantábrico en sus dos versiones: Gran Lujo y Clásico- en la temporada 2018, que arranca el próximo 21 de abril, después de que en la anterior se lograra superar el 86 %.

La operadora ferroviaria sigue apostando por ajustar la oferta a la demanda en los trenes de lujo para conseguir la máxima ocupación e incluso llegar a contar con listas de espera en el futuro, ha señalado hoy el gerente del Área Comercial de Renfe Viajeros, Javier Díaz Trisac, en una rueda de prensa, a bordo del Al Andalus.

Según el directivo, los trenes de lujo es un producto por el que hay un interés creciente a nivel internacional, lo que refleja cada vez mayor presencia extranjera entre los clientes de Renfe.

Aunque España sigue siendo el primer mercado emisor de turistas de los trenes turísticos de Renfe, su porcentaje está bajando, mientras suben los de EEUU, Alemania, Australia, Argentina o México e incluso han empezado a crecer, aún ligeramente, países asiáticos como China o Japón, ha destacado Díaz.

Transcantábrico clásico

La nueva temporada, que finalizará a finales de octubre, se inicia con una ligera subida de los precios, de 100 euros en el Al Andalus y el Transcantábrico Clásico y de 80 euros, en la versión de gran lujo de este último.

El Al Andalus contará este año con doce salidas regulares, una más que en 2017, (de siete días y una de seis) entre el 23 de abril y el 22 de octubre, con tarifas de 4.500 euros en suite de luxe y de 3.600 euros en habitación gran clase.

El Transcantábrico Gran Lujo dispondrá de 25 salidas entre el 21 de abril y el 20 de octubre, también una más que en 2017, con un precio de 4.980 euros en sus 14 suites de los que se compone el tren.

El Transcantábrico Gran Lujo y el clásico circularán, respectivamente, entre San Sebastián y Santiago de Compostela, y entre León y la capital gallega, siempre con la Cornisa Cantábrica como telón de fondo.

Tren del Peregrino

La versión clásica hará 18 salidas, el mismo número que en 2017, entre el 12 de mayo y el 13 de octubre, con precios de 3.600 euros de sus 23 suites (con capacidad máxima de 46 personas), si el viaje dura ocho días; de 2.100 euros, si es de cinco, y de 1.650, si es de cuatro.

En 2017, los trenes de lujo realizaron cuatro viajes chárter -producto por el que apuesta Renfe- con 193 clientes a bordo procedentes de Finlandia, Francia y Alemania, y este año ya han sido vendidas tres salidas y otras cuatro están pendientes de contratación.

Además de este producto de lujo, Renfe mantiene la oferta de los trenes turísticos que, en verano, realizan rutas temáticas por los lugares más significativos de la geografía de Galicia, aunque con dos nuevos recorridos que este año se incorporan al catálogo.

También el Tren del Peregrino volverá a salir de Madrid en agosto en lo que será su sexta temporada, para hacer el Camino de Santiago por el itinerario portugués en una ruta que, este año, se alargará un día más hasta un total de seis y, además, ofrece la posibilidad de obtener la Compostela, un diploma extendido por la Oficina del Peregrino para certificar que la ruta ha sido hecha con sentido cristiano, al final del viaje.

Este producto contará con cuatro salidas entre el 1 y el 22 de agosto, con un precio de 675 euros.

El Expreso de La Robla

Por lo que respecta al Expreso de La Robla, la novedad esta temporada es que los billetes se pueden comprar por internet a través de la "web" renfe.com.

El Expreso de La Robla mantiene su oferta de cuatro salidas regulares (de cuatro días), con 54 plazas, entre el 11 de agosto y el de septiembre, por 850 euros.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos