El viento arruina el mejor momento de Alto Campoo

Las nevadas han dejado la estación de Alto Campoo con muy buenas condiciones/Alto Campoo
Las nevadas han dejado la estación de Alto Campoo con muy buenas condiciones / Alto Campoo

La estación cántabra, que presentaba este martes 19 kilómetros y un magnífico estado de pistas, solamente ha podido mantener la zona baja por el fuerte temporal

JUANJO GONZALOMADRID

La visita de los Reyes Magos ha dejado mucha nieve. No ha sido solo en el Sistema Central, el que más estaba sufriendo desde el inicio de campaña, pero la caída de oro blanco se ha convertido en una de las grandes protagonistas de este inicio de año.

También el frío, que ha permitido que las precipitaciones caigan de forma importante, dejando unos espesores que desde la apertura de las pistas en la Cordillera Cantábrica no se habían visto. Todo ello a pesar de que en rasgos generales no ha sido un mal diciembre para la zona norte del país. Exceptuando algún centro que ha vivido dificultades, se ha podido disfrutar de los deportes de invierno en unas pistas que durante días han recibido un buen número de aficionados.

Viento decepcionante

Podría haber sido mejor de no aparecer el viento, un condicionante que cada temporada dificulta el trabajo de los operarios y obliga a cerrar parte de las estaciones. En este comienzo de enero ha vuelto a la carga en muchas de ellas.

Innivación en Alto Campoo
Innivación en Alto Campoo / Facebook Alto Campoo

Sin ir más lejos, entre las grandes damnificadas se encuentra Alto Campoo, una de las grandes referencias del esquí en esa Cordillera que en los últimos años no ha podido ofrecer grandes superficies a los usuarios de la zona. Las nevadas y la climatología, gracias a la que se ha podido innivar de forma importante, han permitido durante estos días experimentar un aumento de los trayectos, pero el viento le ha jugado una mala pasada.

Después de comenzar la semana de la mejor forma posible y con unas condiciones a la altura de sus mejores días, el fuerte temporal ha podido con ellos por el momento. Este martes, una jornada en la que se empezaba con 19 kilómetros de pistas con nieve polvo ha terminado dejando únicamente la zona baja de la estación. Aunque se trabaja para poder volver a habilitarla, el viento comienza a causar estragos.

Contenido Patrocinado

Fotos