Hay vida después del 100k

La estación de Candanchú acumula nieve de cara a la Navidad/Twitter Candanchú
La estación de Candanchú acumula nieve de cara a la Navidad / Twitter Candanchú

Astún y Candanchú, que decidieron no renovar el acuerdo para este curso, abrieron sus puertas de cara al puente y con unas condiciones muy similares en sus pistas

JUANJO GONZALOMADRID

El curso pasado fue una de las grandes sensaciones de la nieve en España llegando a alcanzar la centena de kilómetros que su propio nombre prometía. Una alianza 100k, formada entre las estaciones de Astún y Candanchú en Aragón, que se volvía a repetir años después de una primera intentona y que tuvo una muy buena acogida entre todos los amantes de los deportes de invierno. El acuerdo, sin embargo, solo ha durado un año y esta temporada ambas anunciaron en el mes de julio que no lo renovarían de cara a este invierno.

Así lucía el logo de la unión entre Astún y Candanchú
Así lucía el logo de la unión entre Astún y Candanchú / Archivo

En Candanchú, uno de los lugares de nieve con mayor historia de España –es la estación más antigua del país- se vuelve a respirar buen ambiente un año más. La gran caída de precipitaciones durante las últimas semanas han dejado buenas cantidades de oro blanco que permiten que sus espesores alcancen los 50 centímetros en algunas de las cotas más elevadas. No parece casualidad que las pistas del centro oscense estuvieran disponibles desde este pasado 6 de diciembre, aunque en principio la previsión anunciaba una apertura para el primer día del mes, pues el puente volvía a ser un auténtico filón.

Más de 12 kilómetros de pistas

Con más de 12 kilómetros esquiables y 20 pistas disponibles para esquiadores de todos los niveles, Candanchú se ponía en marcha en unas fechas especiales. La Pista Grande, Tobazo y Rinconada fueron las zonas con las que se dio el pistoletazo de salida. Con las semanas de Navidad entre ceja y ceja y como próximas grandes fechas, en sus trazados se trabaja para llegar con las mejores condiciones posibles.

Tampoco en Astún las cosas han cambiado demasiado desde entonces, más allá de un pequeño acuerdo con el centro invernal de Vallnord que permite disfrutar de una jornada en cualquiera de sus estaciones a todo aquel que posea un forfait de temporada. Más allá de esta colaboración y ante la ausencia de 100k, para este curso el objetivo es muy similar al de la estación de la mariquita, así como las condiciones que se viven en la actualidad.

La semana comienza con el mismo número de extensión esquiable y un total de 17 pistas. La apertura del dominio, eso sí, se produjo un día antes que en su vecina. Una interesante forma de dar el pistoletazo de salida a unas fechas festivas.

Contenido Patrocinado

Fotos