Las ventajas de ser niño en Alto Campoo

Los niños se han convertido en uno de los públicos principales para las estaciones/Ski Campoo
Los niños se han convertido en uno de los públicos principales para las estaciones / Ski Campoo

La estación cántabra, que ha superado semanas complicadas, cuenta con un extenso programa de actividades y juegos para el público infantil

JUANJO GONZALOMADRID

Ser niño en la estación de esquí y montaña de Alto Campoo es divertido. Casi podría considerarse como un privilegio auténtico. Allí, donde se está sufriendo uno de los peores temporales que se recuerdan en los últimos años, que en algunos casos incluso impiden la apertura de parte del dominio, las pistas están preparadas para vivir un gran fin de semana. Por fin ha vuelto el sol, lo que anima a muchos esquiadores a disfrutar de una jornada repleta de descensos, siempre con la posibilidad de acudir junto a toda la familia.

Como ocurre en muchas otras, la cántabra es una estación donde los más pequeños reciben todo tipo de mimos. Ubicado a pie de pistas, cuentan con un jardín destinado al público infantil que se convertirá en el lugar perfecto para iniciarse en sus andaduras del esquí. Aprender a deslizarse sobre la nieve desde pequeños es importante y las instalaciones del jardín de nieve ‘Campocita’, como se denomina, es un lugar seguro y aislado, donde los niños pueden dar sus primeros pasos sin preocuparse por los demás.

Alto Campoo

La minipista, que ocupa buena parte de la zona, no es el único lugar donde podrán jugar con el resto de niños, pues las colchonetas, trineos o una larga lista de actividades ayudarán a que todos ellos vivan un día de nieve de forma muy diferente. En Alto Campoo hay opciones para todas las edades, aunque sin duda, lo que más llama la atención es el Mini Club que organizan en La Corza Blanca.

Juegos, actividades y una mini disco. Una auténtica fiesta que dura todo el fin de semana y que está destinada a todos los pequeños de entre tres y 12 años, siempre bajo la supervisión del equipo de animación. Es una de las mejores formas de disfrutar en familia de una de las estaciones más potentes de la Cordillera Cantábrica.

Contenido Patrocinado

Fotos