Nieve y más nieve para Aramón

El bello paisaje es uno de los grandes atractivos de Valdelinares/Grupo Aramón
El bello paisaje es uno de los grandes atractivos de Valdelinares / Grupo Aramón

Las estaciones aragonesas siguen creciendo en la mejor semana de la temporada, que ha ayudado a que en Formigal-Panticosa se acumulen 230 centímetros en las cotas altas

JUANJO GONZALOMADRID

Parecía evidente que con la llegada de las precipitaciones a la Península Ibérica, las pistas iban llenarse de nieve en la que ha sido, seguramente, la semana más prolífica en cuanto a progresión desde que comenzara la temporada.

Lo hizo, para muchas estaciones, en el comienzo del mes de diciembre, con el objetivo de disfrutar el primer gran puente, y en muchos casos con unas condiciones realmente buenas. Desde ese momento, en gran parte del país todo ha salido a pedir de boca, con muy buenos números y un sinfín de alternativas para los usuarios.

Entre los casos más evidentes de mejora se encuentran los centros del Grupo Aramón, los cuatro, que en los últimos años se han convertido en la gran apuesta para muchos esquiadores. El comienzo de 2018 para ellos no podría haber sido mejor, y así lo demuestran unos datos que les sitúan como un destino de referencia en el sur de Europa, pero también las condiciones que presentan.

25 Kilómetros ofrecen Valdelinares y Javalambre

Impresionan hasta los dominios turolenses, cuyas pistas son mucho menos transitadas que en Cerler y Formigal-Panticosa, donde ya se suman 25 kilómetros de nieve polvo y se ofrecen actividades de ocio y deportivas cada fin de semana.

La estación de Javalambre, en una imagen reciente
La estación de Javalambre, en una imagen reciente / Aramón

También los trofeos vuelven a ser una constante en una zona del país que durante las últimas jornadas ha recibido nuevas precipitaciones en forma de nieve. Cerler, por ejemplo, donde ha costado superar la media centena de kilómetros, cuenta con unas previsiones de 60, aunque sigue siendo Formigal-Panticosa quien no tiene comparación en este sentido.

Y lo es no solo por los 173 kilómetros de superficie esquiable que podrá disfrutar todo aquel que quiera vivir una aventura increíble, sino también por sus espesores. En el Valle de Tena se han logrado alcanzar los 230 centímetros en las cotas más altas de la estación en un invierno que acaba de comenzar y que todavía promete dar muchas ilusiones a todos aquellos amantes de los deportes blancos.

Contenido Patrocinado

Fotos