León vuelve a renacer

La estación de San Isidro amanecía así el pasado fin de semana/San Isidro
La estación de San Isidro amanecía así el pasado fin de semana / San Isidro

Parecía una quimera, pero la nieve ha vuelto a la Cordillera Cantábrica, donde Leitariegos y San Isidro suman números de récord

JUANJO GONZALOMADRID

Hace no mucho tiempo en León se tiraban de los pelos ante las necesidades que pasaban sus dos flamantes estaciones esquiables. Sin nieve en sus pistas, con unas condiciones climatológicas muy adversas y con las pistas apenas preparadas para recibir a todos los amantes de los deportes invernales de la zona, que se veían obligados a emigrar a otras zonas del país donde los dominios esquiables ofrecían muchas más garantías. Han sido momentos duros para Leitariegos y San Isidro los que se han vivido durante los últimos años, aunque esta temporada parece estar compensando algunos de ellos.

Menos pistas y kilómetros

Son muchas las precipitaciones caídas sobre unas pistas deseosas de recibir nuevos usuarios en estos meses y, sobre todo, en un comienzo de 2018 que podría catalogarse como maravilloso para todo el país. Por mucho viento que haya acompañado y destrozado las buenas condiciones que seguían manteniéndose -que como consecuencia en León únicamente han permitido una apertura del 52% de las jornadas- es un secreto a voces en la ciudad que vive uno de los mejores inicios de campaña que se recuerdan. Concretamente, desde hace ya cuatro años no se veían condiciones que superasen las actuales.

La estación de Leitariegos disfruta de sus cursos escolares
La estación de Leitariegos disfruta de sus cursos escolares / Facebook Leitariegos

Entonces, la climatología fue mucho más beneficiosa y el público recibido a estas alturas de temporada era bastante superior al actual. También se sumaban un total de 21 kilómetros esquiables entre Leitariegos y San Isidro en un curso en el que se pudo abrir el 65% de los días.

Lejos quedan esas superficies de hace cuatro temporadas comparadas con las de hoy. Hace tan solo unas jornadas se presentaba con 22 kilómetros de pistas, aunque esta semana no ha empezado de la mejor forma para ellos, y son 10 menos con los que cuentan y unos espesores cercanos a los 80 centímetros.

En el Valle de Laciana está la que podría considerarse como la hermana pequeña de Leitariegos, por ser mucho más coqueta y disfrutar siempre de un ambiente mucho más apaciguado. A pesar de no ser comparable, allí también se disfruta, y mucho, de los casi 6 kilómetros de pistas -nueve trayectos- con los que cuenta este centro.

Acompañadas de un entorno magnífico, y con las condiciones que presenta el norte de España, se ha convertido en uno de los destinos ideales para sentir el deporte blanco.

Contenido Patrocinado

Fotos