El gran fin de semana de Sierra Nevada, pasado por viento

Suly, abriendo la Bajada de Bañadores en su sexta edición/Sierra Nevada
Suly, abriendo la Bajada de Bañadores en su sexta edición / Sierra Nevada

Las fuertes rachas, que obligaron a cerrar la estación el domingo, no impidieron que más de 300 esquiadores celebraran el descenso en bañador

JUANJO GONZALOMADRID

Se esperaba una buena afluencia y las previsiones no fallaron en unas pistas que recibieron a más de 300 esquiadores. Fue una jornada incómoda para ellos, en la que el viento volvió a ser el protagonista desagradable -como ya ocurriera durante prácticamente todo el mes de marzo-, acentuando la sensación de frío en la estación de Sierra Nevada.

Fuertes rachas que, a pesar de impedir el normal funcionamiento, teniendo que cerrar los telecabinas que conectan Borreguiles y Pradollano, no fueron óbice para que los más valientes volvieran a hacer un éxito del evento central de cada primavera en tierras granadinas.

La sexta edición de la Bajada en Bañador volvió a dejar numerosas y divertidas imágenes -Suly, la mascota del dominio, abrió el descenso hasta Borreguiles- para un centro invernal que comienza a contar los días restantes para despedir el curso.

Esquiadores en la estación granadina
Esquiadores en la estación granadina / Sierra Nevada

Son solo dos semanas las que actualmente restan para el cierre de Sierra Nevada, que el día 6 de mayo pondrá punto y final a una de las mejores temporadas que se recuerdan. Han sido largos meses en los que los trazados se han cubierto de nieve, alcanzando incluso los cuatro metros en algunas zonas.

Durante la jornada del domingo la estación permaneció cerrada

Tampoco el domingo mejoró la meteorología, obligando a la clausura de la estación durante un día lleno de eventos y competiciones que prometía grandes emociones. Durante este lunes, la apertura sí se hará de forma gradual, siempre que las condiciones lo permitan. Los 65-70 kilómetros esquiables se siguen manteniendo inalterables, ahora que el puente de mayo se encuentra cada vez más cerca en el calendario.

Será la última gran cita que tenga lugar en un entorno andaluz que, a pesar de encontrar su primavera, aún sigue sufriendo algunas dificultades. Por el momento, se trabaja con el objetivo de seguir manteniendo la máxima extensión esquiable posible.

Contenido Patrocinado

Fotos