La Cordillera Cantábrica se tiñe de blanco

La estación de Valgrande-Pajares será la primera en iniciar la temporada en la Cordillera Cantábrica/Archivo
La estación de Valgrande-Pajares será la primera en iniciar la temporada en la Cordillera Cantábrica / Archivo

Tras el mal inicio de la temporada pasada, Valgrande-Pajares abrirá este viernes y el resto espera poder hacerlo de cara al puente de la Constitución

JUANJO GONZALOMADRID

La pasada temporada vivieron un infierno -no se inauguró el curso hasta pasados mediados de enero y con unas condiciones pírricas- y las mejores previsiones hacían posible volver a soñar. Aunque no parecía nada sencillo, pues las semanas pasaban y las altas temperaturas continuaban estancadas en la península, el final de noviembre ha ayudado a cambiar la situación de manera radical. Como muchas otras zonas del país, la Cordillera Cantábrica ha recibido nevadas importantes que les ha permitido estar al borde de la apertura.

Así ocurre, por ejemplo, en Fuentes de Invierno, donde las precipitaciones son continuas en unas jornadas en las que ya empiezan a calzarse las botas para comenzar a deslizarse por sus pistas. Aunque en el centro invernal del norte de España habían preparado todo para disfrutar de este fin de semana, los escasos espesores acumulados lo impiden. Mejor pinta el inicio de la vecina, Valgrande-Pajares, donde esta campaña parecen estar de enhorabuena gracias al aumento de extensión esquiable -presenta un total de 30,9 kilómetros-. El centro asturiano inicia este viernes una temporada especial con muy buenas sensaciones y la importante bajada de temperaturas. Será una pequeña parte, pero una muestra del buen trabajo realizado, y el primer contacto de los esquiadores antes de la llegada del puente de la Constitución.

Valgrande-Pajares contará esta temporada, como novedad, con 30,9 kilómetros esquiables

La situación no dista mucho en León. A mediados de noviembre las esperanzas eran mínimas, pues la nieve ni había llegado ni se esperaba, pero los últimos días han resultado ser del todo fructíferos. No podrá dar la bienvenida este viernes a la temporada ni San Isidro ni tampoco Leitariegos, pero en ambas está todo preparado. La Diputación de León, quienes se encargan de la gestión de las mismas, se muestra optimista y solo queda potenciar los espesores.

Las próximas jornadas darán la clave para conocer cuándo podremos disfrutar de una de las zonas más bellas del esquí en España. Únicamente hace falta que la nieve continúe cayendo y se mantengan las bajas temperaturas que por el momento se vive en la zona Cantábrica. Si todo sale como se espera, este año el puente se teñirá de blanco también en el norte.

Contenido Patrocinado

Fotos