Consejos para empezar una temporada sobre la nieve

Cada vez son más las opciones para poder disfrutar deslizándose sobre la nieve /Archivo
Cada vez son más las opciones para poder disfrutar deslizándose sobre la nieve / Archivo

En este inicio de curso son muchos los aficionados que empiezan una aventura que, a buen seguro, les enganchará a uno de los deportes de moda

JUANJO GONZALOMadrid

Winter is coming, que se suele decir. Las primeras nieves comienzan a caer sobre unas pistas ávidas de recibir a los primeros esquiadores y de disfrutar la temporada como se merece. Es uno de los destinos más de moda y cada vez se suman usuarios que acaban aficionándose a poblar las numerosas estaciones de nuestro país invierno tras invierno. Esquí –en todas sus modalidades-, snowboard, parques infantiles, restaurantes, apres ski, fiestas y muchas más alternativas son las que ofrece a día de hoy prácticamente cualquier centro. Unas estaciones que, gracias a la ayuda de las nuevas tecnologías y a la producción de nieve artificial con cañones todavía más sofisticados, son capaces de alargar mucho más los periodos estivales.

Si la meteorología acompaña, el curso comienza a principios de noviembre y puede llegar a alargarse hasta las primeras jornadas del mes de mayo. Una suerte que no todos pueden mantener, pero que en los últimos años sí está acompañando a Masella, quien se puede vanagloriar de poseer la temporada más larga del país. Hasta la zona pirenaica acuden cada fin de semana multitud de aficionados y otros que no lo son tanto, para quien por fin se ha decidido a estrenarse sobre el oro blanco.

La forma física, fundamental

Para ello, es necesario tener en cuenta algunos consejos importantes previos a iniciarse en la aventura, como la forma física o el equipamiento necesario. Ropa, guantes, bastones, botas, esquís, casco, etc. Son muchos los complementos a vestir para pasar un día en la nieve y suponen un desembolso importante de dinero, por lo que es recomendable empezar alquilando todo el material hasta estar seguro de que los deportes de invierno son lo tuyo.

El esquí es un deporte exigente y la jornada, si no se acude en un buen estado de forma, puede hacerse muy larga. Por eso y para no sufrir un exceso de agujetas durante la semana posterior, se debe haber realizado ejercicio en las semanas previas. Es uno de los principales consejos de todas las estaciones, que también inciden en la importancia del calentamiento como prevención para las lesiones.

Tanto como habituar el cuerpo a la práctica deportiva, es necesario realizar un buen desayuno y una cena adecuada el día anterior, rica en hidratos de carbono y proteínas. Serán los primeros pasos antes de comenzar a deslizarse por las pistas, de las cuales habrá que tener en cuenta el color, representante del nivel dentro de su trazado.

Contenido Patrocinado

Fotos