El águila de Harris vigila los cielos de la Batalla de Villadangos

Una exhibición y varios espectáculos de cetrería han impresionado a los asistentes a la feria medieval de Villadangos del Páramo, donde han podido ver la belleza y majestuosidad de los vuelos de águilas, halcones y lechuzas

Una de las once aves de la exhibición. / Inés Santos
INÉS SANTOSVilladangos del Páramo

Águilas de Harris, un búho, un buitre de cabeza blanca y diferentes especies de Halcones son algunas de las once aves que vigilan la entrada del Campamento Templario de Villadángos del Páramo.

De la mano de las Águilas de Valporquelo, las diferentes aves harán varias exhibiciones de vuelo durante las fiestas de la Batalla de Villadangos. Y durante toda la jornada mantendrán su puesto en el campamento, para que los más curiosos no duden en acercarse a realizar fotografías de las mismas.

Uno de los más fotografiados vuelve a ser el Halcón Gerifalte. Una de las joyas de la cetrería que cada día está más en auge como animal de compañía en los Emiratos Árabes. Desde esta empresa leonesa, con sede en Villaquejida, crían y entrenan estas aves que podrían acabar en el mencionado país con un precio cercano a los 3 millones de euros.

Una hermosa y tranquila hembra de águila de harris dio el pistoletazo de salida a las fiestas, acercando en un pergamino el pregón a Manuel Martínez. Con un impresionante vuelo el ave dejó con ganas de ver mucho más a los asistentes, quienes también disfrutaron de una exhibición durante la tarde del sábado y la jornada de este domingo.

Un espectáculo que destacó por su gran versatilidad, así como por la belleza de los vuelos de las aves, que consiguieron asombrar a todos los asistentes independientemente de su edad.

Contenido Patrocinado

Fotos