Trapero acata su cese y pide lealtad a los nuevos mandos

Zoido y Ferrán López. / Ministerio del Interior

Zoido fulminó al Jefe de la policía catalana de madrugada y le sustituye por su segundo, Ferrán López, hasta ahora, el comisario superior de Coordinación Territorial

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOBarcelona

Nada de revoluciones en los Mossos. Respeto absoluto al escalafón en la sustitución de Josep Lluís Trapero. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha nombrado al segundo de Trapero como ‘major’ del cuerpo autonómico. Se trata de Ferrán López, hasta ahora, el comisario superior de Coordinación Territorial y número dos del cuerpo. “La actuación del Ministerio del Interior dentro de los Mossos d´Esquadra se realizará desde la máxima consideración al escalafón de este cuerpo policial, aplicando de esta manera un criterio de escrupuloso respeto a la jerarquía de los Mossos d´Esquadra”, ha señalado Interior.

“La designación de Ferrán López como máximo jefe de los Mossos d´Esquadra, se materializa el principio de respetar el escalafón existente en la Policía Autonómica de Catalunya, que fija a este comisario como sustituto en caso de ausencia o cese del anterior major”, ha apuntado el departamento que dirige Zoido.

El nuevo comisario jefe de los Mossos d'Esquadra ha dicho en un comunicado a todos los agentes del cuerpo que mantiene intacta la estructura y les ha pedido que continúen trabajando "con la misma profesionalidad y lealtad". López afirma que asume con responsabilidad este encargo: "Os pido que continuéis trabajando con la misma profesionalidad y lealtad que habéis venido demostrando en todo momento". Asimismo, les comunica que mantendrá "intacta la actual estructura de mando y el normal funcionamiento del cuerpo".

El Ministerio del Interior también ha informado que, al quedar asumidas las competencias del conseller del Departament d´Interior por la Comisión Delegada para Cataluña, la gestión directa del Departament d´Interior recaerá en su actual segundo órgano: la Secretaría General de Interior, de la que se hará cargo Juan Antonio Puigserver, actual secretario general técnico del Ministerio del Interior.

“Se trata de una sustitución de carácter puramente técnico, que recae en un profesional gran conocedor de las materias de seguridad e Interior y que es miembro de la Junta de Seguridad de Cataluña. Destacan también que la mayor parte de su etapa profesional la ha desarrollado en Cataluña y que habla catalán”, ha apuntado Interior.

Zoido ha decidido no cubrir el puesto de director general de la Policía, “por cuanto sus responsabilidades técnicas pueden ser distribuidas entre el secretario general de Interior y el jefe de los Mossos d´Esquadra. Igualmente se considera absolutamente prescindible el componente político que conllevaba la mayor parte de la actividad del director general de la Policía”.

Trapero.
Trapero.

Zoido fulmina a Trapero de madrugada

Zoido ha destituido a Trapero como ‘major’ de los Mossos d’Esquadra tan pronto como se ha hecho con las riendas de la Consejería de Interior tras el cese de Joaquim Forn. La salida de Trapero se ha hecho efectiva a través de un decreto en el BOE a las cuatro de la madrugada con la firma de Zoido.Trapero no pudo ser cesado de manera automática el viernes, tras la aplicación del artículo 155, porque se trataba de un puesto de confianza.

La destitución del ‘major’ era una prioridad absoluta para el Gobierno, que pasa ahora a tener mando directo sobre los 17.000 mossos. Trapero está imputado por sedición en la Audiencia Nacional por su supuesta inacción a la hora de rescatar a los guardias civiles que se vieron rodeados por una multitud el 20 de septiembre cuando registraban las dependencias de la Consejería de Economía en Barcelona durante la operación Anubis. Además, la Fiscalía quiere ampliar esa investigación a Trapero al 1-O, ya que considera, en base a los informes de la Guardia Civil, que hay pruebas de que el ‘major’ habría ordenado a sus agentes que no actuaran para desalojar los colegios la jornada del referéndum declarado ilegal por el Constitucional.

Más información

Zoido ha asegurado que el cese de Trapero, se produce "por su situación judicial". "Asumimos las competencias de Interior en Cataluña para velar por la legalidad. Sustituimos al mayor Trapero por su situación judicial", ha escrito Zoido en un mensaje de Twitter.

Fue también Trapero –recordaron esta madrugada fuentes del Ejecutivo- quien el 29 de septiembre dio órdenes por escrito a los más de 7.000 funcionarios que participaron en el despliegue de la consulta para que no hicieran uso de la fuerza para sacar a la gente de los colegios electorales, tal y como había ordenado el Tribunal Superior de Justicia de Catalula.

Máximo mando desde junio

Josep Lluís Trapero (Badalona, 1965) fue nombrado máximo mando policial de la policía autonómica en junio de este año. En agosto su figura se vio encumbrada por el nacionalismo catalán por su gestión de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils.

El hasta hoy mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha acatado su cese por parte del Gobierno y ha pedido a los agentes de la policía catalana que mantengan la "lealtad y comprensión" hacia las decisiones de los mandos que le relevarán. En una carta dirigida a los agentes del cuerpo, Trapero afirma que para él hoy no es un "día fácil" porque le han comunicado su cese como mayor, si bien subraya el "inmenso honor" que le ha supuesto estar al frente de los Mossos y reivindica que la policía catalana es una organización "profesional, moderna y eficaz, con una ambición constante para sobresalir en todo lo que hace". "Hoy me ha sido comunicado el cese como jefe del cuerpo de los Mossos d'Esquadra. No es un día fácil para mí", reconoce Trapero en el escrito, después de que el Gobierno le haya destituido de su cargo como mayor en aplicación del artículo 155 de la Constitución, alegando que está imputado por sedición por la Audiencia Nacional.

"Debéis continuar escribiendo el futuro. Los mandos que toman el relevo os ayudarán a hacerlo y os pido -como siempre habéis hecho- lealtad y comprensión hacia sus decisiones", indica el hasta hoy mayor.

En la misiva, Trapero remarca que desde hace "mucho tiempo" los Mossos d'Esquadra se han "acostumbrado al ruido" que ha rodeado cualquiera de sus actuaciones. "Pero también hace mucho tiempo que hemos aprendido que (el ruido) no nos condicione en el día a día, y así lo continuaremos haciendo", precisa.

También apunta que, pese a la "tristeza" que siente por su destitución, todavía es mayor la "satisfacción" que tiene al observar lo que han construido los mandos y la base de los Mossos en los últimos años.

"Habéis trabajado mucho, en ocasiones con una exigencia que va más allá de lo que la función pública tendría que suponer, en unos años de escasez de medios, de recortes en las condiciones de trabajo y de incomprensión, a veces, ante nuestras acciones", remarca.

Por todo ello, pide disculpas por la "exigencia poco compensada" y porque no siempre su defensa del cuerpo impidió que los agentes sufrieran "consecuencias e incomprensión". "Disculpas a los que seguro que habéis tenido motivos para consideraros olvidados o poco cuidados por la organización que he dirigido", agrega.

En la carta, Trapero muestra su "íntima satisfacción" por haber logrado implementar un "cambio cultural" en los Mossos d'Esquadra, que se han erigido en una "organización confiable, especializada, con una estructura de mando que asume sus responsabilidades en el día a día y una organización donde sus valores se manifiestan no en los discursos, sino en el día a día de la función policial".

"Este cambio cultural de la organización tiene una premisa que inunda todo lo que toca: antepone al ciudadano", subraya Josep Lluís Trapero, que firma la carta con su nombre pero sin detallar ningún rango, aunque conserva la categoría de comisario.

Con la salida de Trapero, el cuerpo queda totalmente descabezado. Anoche, el director general de los Mossos d’Esquadra, Pedro Soler, se convirtió en el primer alto cargo del Gobierno de Carles Puigdemont en asumir su cese por parte del Ejecutivo central. En una carta remitida a los funcionarios hasta ahora a su cargo se despidió de ellos, al tiempo que criticó la intervención del 155.

También anoche, y solo horas antes de que se hiciera oficial su cese, la Prefectura de los Mossos que todavía dirigía Trapero envío una carta a todas las comisarías y agentes en la que pedía “neutralidad” a todos los mossos y les recordaba que “actuamos en representación de la institución a la que pertenecemos y no a título individual”.

La cúpula del cuerpo autonómico, en su misiva, traslada un “mensaje de tranquilidad” y llama a los funcionarios a “seguir trabajando con la misma profesionalidad que se ha venido haciendo hasta este momento, basada en los principios básicos recogidos en nuestra normativa y que son nuestra seña de identidad”.

“Dado que es previsible un incremento de las concentraciones y movilizaciones ciudadanas en todo del territorio en las que pueden coincidir colectivos y personas de pensamientos diferentes, procede recordar que nuestra responsabilidad es garantizar la seguridad de todos y ayudar a que estas se desarrollen sin incidentes”, explica el documento, que insiste en que la “mediación debe ser una vez más nuestra mejor herramienta en la resolución de conflictos”.

“En todas y cada una de nuestras intervenciones actuamos en representación de la institución a la que pertenecemos y no a título individual y que en consecuencia, el principio de neutralidad opera en todo momento”, zanjaba la carta remitida por el departamento que todavía lideraba, por unas horas, Trapero.

El mando de los Mossos envía un mensaje de «tranquilidad»

La jefatura de los Mossos d'Esquadra ha trasladado un mensaje de "tranquilidad" a los agentes del cuerpo tras la declaración de la República catalana del Parlament y la aprobación del artículo 155 por parte del Senado.

En un comunicado interno, ha pedido seguir trabajando con "la misma profesionalidad" como se ha hecho hasta el momento y de acuerdo con la normativa. Asimismo, la circular ha expresado que, ante cualquier duda, la estructura de mando será el referente a seguir "como lo ha sido siempre".

La Asociación profesional de mandos de la Policía de Cataluña (Copcat) ha valorado positivamente la designación como nuevo máximo responsable operativo de los Mossos d'Esquadra al comisario Ferran López por parte del Ministerio del Interior, porque permite la "continuidad" al trabajo realizado y se mantienen la estructura y funciones.

El presidente de Copcat, Enric García Doñate, ha considerado que la aplicación del artículo 155 de la Constitución en lo referente al cuerpo de Mossos d'Esquadra ha sido una "intervención mínima". Sobre la destitución de Trapero, ha afirmado: "No lo deseamos pero con el 155 es el mal menor".

Ha asegurado que desde el primer momento se ponen a las órdenes del nuevo jefe, que hasta ahora era el comisario responsable de los servicios territoriales del cuerpo, y ha opinado que con esta aplicación del 155 se prevé una "mínima afectación" a nivel organizativo.

Para García Doñate, si la organización puede mantener su estructura y sus funciones, podrá seguir sirviendo a la sociedad catalana como hasta ahora lo ha hecho, en coordinación con las policías locales.

Ha resaltado que, al mantenerse la estructura, podrán continuar trabajando en la misma línea y bajo las órdenes de los "jefes naturales" del cuerpo, en base a los principios básicos que hasta ahora han regido de congruencia, oportunidad y proporcionalidad.

Fotos