El 'Washington Post' se une a 'The Guardian' y señala las «noticias falsas» del independentismo

Noticia de Amanda Erickson en el 'Washington Post'./
Noticia de Amanda Erickson en el 'Washington Post'.

El diario estadounidense se basa en las indagaciones de "Maldito Bulo", una cuenta de Twitter dedicada a contrastar la información en redes sociales, y se hace eco de algunas noticias y fotografías que circularon el 1-O y que, según se demostró, no eran ciertas

EUROPA PRESSMadrid

El diario estadounidense 'The Washington Post' ha señalado en un artículo publicado en las últimas horas las "noticias falsas" que rodearon la cobertura mediática del referéndum ilegal celebrado el pasado 1 de octubre sobre la independencia de Cataluña.

El 'Washington Post' se basa en las indagaciones de "Maldito Bulo", una cuenta de Twitter dedicada a contrastar la información difundida en redes sociales, y se hace eco de algunas noticias y fotografías que circularon el 1-O y que, según se demostró, no eran ciertas o no correspondían a los acontecimientos de ese día.

El prestigioso rotativo norteamericano apunta, por ejemplo, a la imagen de una mujer con los dedos rotos que se atribuyó a la acción policial, a la historia de un niño de seis años neutralizado violentamente por las fuerzas de seguridad, y a la noticia de un agente que habría muerto de un infarto rodeado de personas que intentaban votar.

"No está claro quién ha sido el responsable de las noticias falsas", indica el 'Washington Post' y recuerda en este sentido que, de acuerdo con el portal de noticias estadounidense Político, medios de comunicación vinculados a Rusia estarían detrás de esto.

La prensa internacional comienza a mirar la crisis catalana con otros ojos. El diario británico 'The Guardian' también ha publicado un artículo escrito por su exdirector, Peter Preston, en el que lamenta las "noticias falsas" que se difundieron el día del referéndum del pasado 1 de octubre.

"La falta de comprobación de las fotografías de aquellos que supuestamente resultaron heridos en movilizaciones independentistas recientes no hicieron ningún favor al periodismo", dice Preston, director entre 1975 y 1995.

Señala que algunos heridos sangrando que se hicieron "virales" eran imágenes de hace tiempo: "Estas imágenes eran material antiguo de una huelga de mineros de hace cinco años". También explica el caso de la mujer que denunció tener todos los dedos rotos, que después se descubrió que era falso. "Heridas graves de aquel día: tan solo dos", asegura Preston en su artículo de opinión.

Aún así, el exdirector destaca que las intervenciones de los agentes fueron "violentas", pero puntualiza que las informaciones sobre lo que ocurrió "no se habían comprobado de forma independiente".

Fotos