Muere al derrumbarse su casa tras una explosión

a médico de una ambulancia medicalizada accede, ayudada por un bombero, al interior de la vivienda. /Jesús Diges (Efe)
a médico de una ambulancia medicalizada accede, ayudada por un bombero, al interior de la vivienda. / Jesús Diges (Efe)

Los bomberos han podido escuchar gritos del hombre entre los escombros, pero poco después el lugar ha quedado en silencio

EFEPamplona

Un vecino de la localidad navarra de Arazuri de 83 años ha fallecido esta mañana "sepultado" en su vivienda, una casa de adobe y piedra, que se ha derrumbado como consecuencia de una explosión cuya causa investiga la guardia civil. El suceso ha ocurrido en el número 3 de la calle Santa María pocos minutos antes de las nueve de la mañana. Sobre las 14,30 horas, no había sido posible rescatar el cuerpo del anciano, tarea que puede prolongarse varias horas.

Según las informaciones que el Gobierno de Navarra ha facilitado a través de su cuenta de Twitter, desde un principio se ha visto que las labores de rescate eran "muy complicadas" por el estado en el que había quedado la casa y también por el lugar en el que se encontraba "sepultado" el hombre. La víctima, que había sido "localizada" por los bomberos todavía con vida pero "atrapada" entre los escombros, era la única persona que vivía en la casa y la única que el Gobierno sitúa también en la misma en el momento de la "detonación". Tras el suceso, SOS Navarra ha enviado al lugar a efectivos de bomberos, agentes de la Policía Foral y una ambulancia medicalizada para atender al herido.

De la investigación del suceso se ha hecho cargo la Guardia Civil, que deberá determinar el origen y las causas de la explosión previa al derrumbe de la casa. Para ello, el Instituto ha movilizado hasta Arazuri a miembros de la Unidad Operativa de la Policía Judicial de la Guardia Civil y también de los GEDEX, su grupo especialista en explosivos.

Testigos han comentado a Efe que, en los primeros minutos tras la explosión, los bomberos han podido escuchar gritos del hombre entre los escombros, pero poco después el lugar ha quedado en silencio, lo que ha hecho temer por su vida. Ha sido entonces cuando, acompañada por miembros de este cuerpo, ha accedido al interior del inmueble la médico movilizada por SOS Navarra junto al equipo de la ambulancia medicalizada, que ha confirmado el fallecimiento del hombre.

Los bomberos, sin embargo, no han podido todavía rescatar el cadáver sepultado por los escombros, dado el riesgo de que se registren nuevos derrumbes en la vivienda. De hecho, en un intento de comenzar a desescombrar se ha hundido parte del tejado, por lo que los bomberos se han tenido que retirar, aunque sí que han podido sacar del interior del edificio dos bombonas de butano. Ahora se espera la llegada de maquinaria pesada para las tareas de desescombro con el fin de rescatar el cuerpo de la víctima.

Fotos