Muere una mujer seccionada por un ascensor en un hospital de Sevilla

Hospital de Valme, en Sevilla.
Hospital de Valme, en Sevilla. / EFE

Falló el dispositivo de cierre de las puertas, iniciando su marcha hacia arriba sin que la camilla hubiera entrado completamente

AGENCIASSevilla

Rocío Cortés, una mujer de 26 años que era vecina de Dos Hermanas (Sevilla), falleció este domingo tras quedar su cabeza atrapada en un ascensor del hospital sevillano de Valme cuando era trasladada en una camilla de una planta a otra.

Según informaron fuentes policiales, el accidente ocurrió poco después de las 14.30 horas, cuando la mujer era introducida en el ascensor y, al parecer, falló el dispositivo de control de cierre de las puertas; así, éste inició su marcha hacia arriba sin que la camilla hubiera entrado completamente, quedando la cabeza de la mujer atrapada en el ascensor.

Al lugar del suceso, que se produjo entre la segunda planta y la tercera planta del centro hospitalario, se desplazaron efectivos del cuerpo de bomberos, de la Policía Nacional y de la Policía local de Sevilla. Fuentes cercanas a la familia, que se encontraba en estado de ‘shock’, explicaron que la joven pasaba a planta tras serle practicada la cesárea de su tercer hijo.

Mientras tanto los médicos de guardia del centro hospitalario acudieron inmediatamente al punto del siniestro, sin que pudieran salvar la vida de la mujer. Un equipo de la Policía Científica y forense se desplazó también al lugar del suceso para iniciar el proceso del levantamiento del cadáver.

La empresa de mantenimiento se defiende

La empresa Orona, responsable del mantenimiento del ascensor, por su parte aseguró que se habían pasado sin incidencias todas las inspecciones periódicas obligatorias y que el elevador había sido revisado el pasado 12 de agosto.

Orona manifestó en un comunicado que "lamenta profundamente lo sucedido" y trasladó su "más sentido pésame y todo su apoyo a la familia y amigos de la fallecida". La empresa indicó que las causas del siniestro "se esclarecerán en un informe técnico"; dicho rinforme edactará "la autoridad competente de la Comunidad de Andalucía", con la que Orona "está colaborando".

La cooperativa guipuzcoana explicó que el ascensor fue fabricado por otra empresa, pero desde el año 2013 se encarga de su mantenimiento. El elevador había pasado "sin incidencias" la última Inspección Periódica Obligatoria (IPO) en mayo de 2017 a través de un organismo de control autorizado independiente.

Según resaltó Orona, el ascensor cumplía "la reglamentación vigente para mantenerlo en funcionamiento"; además, fue sometido a las obligatorias revisiones mensuales. Orona reiteró que "está colaborando" con la Policía y "con la autoridad competente", ofreciendo "toda la información y documentación disponible que pueda facilitar la investigación", así como "total disponibilidad para ayudar en la inspección técnica que permita esclarecer los hechos en el plazo más breve posible".

Temas

Sevilla

Fotos