Intervienen 64.000 plantas de marihuana tras un incendio forestal en Huelva

Plantación de marihuana.
Plantación de marihuana. / Reuters

La Guardia Civil ha efectuado esta operación en una finca, de 73 hectáreas, del municipio de El Cerro del Andévalo

EFEHuelva

La Guardia Civil ha intervenido 64.569 plantas de marihuana en una finca de El Cerro del Andévalo (Huelva), a la que acudieron los agentes tras un aviso por incendio forestal, una de las plantaciones más grandes aprehendidas en España en una operación en la que han sido detenidas tres personas.

Según ha informado este martes la Guardia Civil en un comunicado, el pasado 5 de junio se declaró un incendio en el interior de la finca y al llegar los agentes apreciaron un fuerte olor que procedía de una extensa plantación de marihuana.

La finca, de 73 hectáreas y cerrada en todo su perímetro, había sido alquilada por un vecino de Los Palacios y Villafranca (Sevilla) el 25 de noviembre de 2016 por 40.000 euros y un periodo de un año.

Para la plantación de marihuana se adaptaron 2,2 hectáreas en las que colocaron un sistema de riego por goteo y de abono, que se alimentaba de dos pantanos y un pozo existente en la finca, para lo que utilizaban dos bombas de agua eléctricas y un tractor que tenía adaptada una bomba de extracción de agua. El cable de una de las dos bombas eléctricas del sistema de riego fue posiblemente el causante del incendio forestal.

También disponían de una zona en la finca habilitada como vivero, donde se localizaron un total de 3.880 plantas en envases de semilleros que iban a ser plantadas en otra parcela que estaban acondicionando. Además, en una de las edificaciones existentes en la finca, estaba acondicionado un secadero de las plantas recolectadas.

La planta de marihuana que se había utilizado en la plantación es una variedad modificada transgénicamente que hace que sólo necesiten de escasos tres meses desde que se siembra hasta que se recolecta.

Estas plantas rara vez alcanzan el metro de altura lo que aún hace más difícil que la plantación sea detectada por los medios aéreos, ya que se confunde con plantas del entorno.

Además, fue localizado un cepo de grandes dimensiones, colocado estratégicamente a escasos 50 metros de la cancela de entrada y fuera del camino que llevaba hasta la plantación, que probablemente se accionaba en caso de llegar alguien a la plantación.

En la finca se localizaron dos perros, de raza pastor alemán y pitbull, este último adiestrado, que mostraba un comportamiento agresivo. Este animal fue identificado por el microchip como de propiedad de una mujer de Los Palacios y Villafranca, una de las tres detenidas. La Guardia Civil también identificó al casero que regentaba la finca, vecino de Alcalá de los Gazules (Cádiz), que también fue detenido.

Fotos